Sigue a Decoesfera

Un lugar para dejar los zapatos mojados.

El otoño ya está aquí y dentro de nada vamos a tener que volver a sacar definitivamente los paraguas del lugar donde han estado escondidos todo el verano. Una de las consecuencias del cambio de estación es que vamos a empezar a llegar mojados de la calle, y no queremos que la humedad penetre en casa.

Una manera de evitar que el agua o el barro de la calle llegue adentro de una casa es construir un lugar como el que veis sobre estas líneas donde dejar “aparcados” los zapatos mientras se secan. Es posible hacerlo de una manera decorativa, si seguís unas sencillas instrucciones.

Necesitaréis una bandeja con un poco de borde a ser posible de plástico o de metal, lo importante es que por debajo no deje escapar los líquidos. Sobre ella, poned unas piedrecitas de río (podéis ir a un río o a una tienda de decoración, las venden muy chulas aunque siempre es más divertido cogerlas vosotros mismos) y ¡voilá! Ya tenéis un lugar donde dejar las botas y los zapatos cuando lleguéis de la calle.

El agua resbalará a través de las botas (o la nieve, cuando llegue el invierno) y el barro se secará, por lo que podréis limpiarlas más facilmente sin pasar la suciedad al interior de vuestro hogar. No olvidéis retirar las piedras y limpiar la bandeja de vez en cuando para que no acumuléis mucha guarrería en su interior.

Por cierto, el mejor truco para que se sequen los zapatos por dentro (aunque no tenga que ver con decoración) es introducir en su interior hojas de papel de periódico que absorberán la humedad y evitarán que se cuarteen y que se deformen.

Vía | Martha Stewart
En Decoesfera | Una buena idea: guarda tus zapatos en una estantería

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios