Una buena idea: una pared cuadriculada

Sigue a Decoesfera

Una buena idea: una pared cuadriculada

Ya va siendo hora de que lo sepáis: me he comprado una casa. Pronto os enseñaré fotos del antes, mi idea de reforma e incluso mis desventuras con los obreros, pero ahora, de momento, no puedo evitar parar de recopilar buenas ideas, como esta pared cuadriculada.

Puede que no sea apta para cualquiera, pero a mi, amante de las matemáticas, de la geometría y las líneas guía, me parece una manera sublime de colgar unos pósters en la pared. Además, es mucho más sencillo de lo que parece, pues las líneas no son más que tiras de vinilo, así que puede hacerlo uno mismo.

Me gusta especialmente la combinación de las líneas blancas con el fondo naranja, al igual que el efecto de orden que transmite la retícula elegantemente calculada.

Pared cuadriculada naranja

Si os animáis a hacerlo, Milo&Ben, una pareja de diseñadores que se acaban de mudar y están retocando el piso que han alquilado juntos, lo explican detalladamente en su blog.

De forma resumida, necesitaréis:

- Tiras de vinilo, que es como celo de vinilo
- Unas tijeras
- Un nivel
- Un metro o una regla grande
- Un lápiz
- Un libro o información sobre como dibujar cuadrículas proporcionadas
- Los cuadros que queráis colgar
- La ayuda de otra persona

Luego, todo es cuestión de diseñar la retícula con esmero, medir, marcar con el lápiz, pegar el vinilo con cuidado y colgar los cuadros con un sistema que admita un ajuste posterior (con dos alcayatas, por ejemplo) ¿Fácil no? Yo ya me estoy imaginando esta pared cuadriculada en mi nueva casa.

Vía | Milo&Ben
En Decoesfera | Separando espacios con un muro de Lego

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios