Sigue a

Cadena llena de óxido.

Los que tenéis la suerte de tener un jardín en casa, o una terraza seguro que estáis acostumbrados a batallar contra el óxido. Los elementos metálicos que permanecen a la intemperie suelen llenarse de óxido si no se les realiza el mantenimiento adecuado. Las pinturas antióxido son las grandes aliadas en estos casos, pero si no habéis prevenido su aparición, hoy os traigo tres remedios caseros que eliminarán (o al menos limitarán) el óxido una vez sale.

1. Sal+lima: Primero espolvorea con sal la parte afectada por el óxido y después frótala con zumo de lima. Deja reposar dos o tres horas y luego retíralo con la corteza de la lima. Este truco también funciona con limón.

2. Bicarbonato y agua: Pon el bicarbonato directamente en la parte oxidada y después frota con un cepillo de dientes y agua para eliminar el óxido.

3. Remojar en vinagre los elementos pequeños. Deja toda la noche en remojo los pequeños elementos metálicos que se te hayan oxidado y por la mañana frótalos para eliminar los restos. Este truco es ideal para tornillos y tuercas.

¿Tenéis otros trucos contra el óxido? En cuanto empiece el buen tiempo es el mejor momento para darle un repaso a todos los elementos metálicos de exterior y luchar contra las partes oxidadas.

Vía | Re-Nest
Imagen | Pedronchi

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario