Compartir
Publicidad
Publicidad

Un antiguo granero, reconvertido en un precioso edificio de apartamentos turísticos

Un antiguo granero, reconvertido en un precioso edificio de apartamentos turísticos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay casas que enamoran a primera vista, y creo que este es uno de esos casos, ya que el edificio en sí es una auténtica maravilla. Realmente, es una antiguo granero de Stralsund, en Alemania,que estaba totalmente derruído y que fue rehabilitado y transformado en un moderno edificio de apartamentos turísticos.

El edificio, de ladrillo, conserva todo su sabor gracias a la fachada, o a la presencia de las vigas de madera, omnipresentes en todo el edificio, y el ladrillo visto visible en muchas partes del interior.

Fachada
Casa

En total, el edificio tiene tres apartamentos. Uno de ellos, de 190 metros cuadrados, se extiende entre la planta baja y el primer piso. Y es sencillamente espectacular, con ese gran espacio con techos de cinco metros de altura dividido por un entramado de madera que acoge la cocina, el comedor y la zona de estar, todo perfectamente delimitado, con suelos de madera de roble.

Casa
Casa

Como podéis ver, el espacio es de lo más acogedor, al combinar la madera con las líneas rectas y modernas de la mayor parte de los muebles, esos sofás retros, o el fuego de la estufa.

Casa

En la segunda planta, bajo la cubierta de la casa, hay dos apartamentos más de, 75 y 61 metros cuadrados, siguiendo el mismo estilo arquitectónico y decorativo y que cuentan también con chimenea. Quizás no sean tan espectaculares como el gran espacio diáfano de la planta baja, pero también cuentan con un atractivo muy especial.

Casa

Sin duda, unos apartamentos en los que apetece perderse por unos días para desconectar y olvidarse de todo en un ambiente cargado de historia pero en el que también se respira modernidad y diseño, ¿verdad?

Más información | Backsteinspeicher Straulsund En Decoesfera | Arquitectura, diseño, arte y coleccionismo. La magnífica casa del arquitecto Yvan Prokesch en Ginebra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos