Sigue a

El salón de Jess.

En mi grupo de amigos, definimos el “síndrome Ikea” en el momento en el que te despiertas en una casa tan llena de muebles Ikea que no sabes a cuál de tus amigos pertenece. No es que esté en contra de los muebles suecos, pero lo cierto es que hoy en día es raro el hogar donde no han llegado los suecos.

Un buen día al llegar a su casa, Jess se dio cuenta de que poseía prácticamente el catálogo de Ikea entero. Así, como leéis: su apartamento estaba lleno de estanterías Bily, marcos Ribba y otros objetos pertenecientes a la franquicia sueca más famosa en el mundo.

Como Jess es una chica con mucho sentido del humor (y arte para la edición de imagen), ni corta ni perezosa, se decidió a hacer montajes con las fotos de su casa superponiendo encima el modelo y el precio del mueble en cuestión, con los puntitos que aparecen en la web oficial de Ikea.

El resultado es muy divertido, y os animo a que hagáis el mismo ejercicio en casa recontando los muebles suecos que poseéis. Por supuesto, soy consciente de que cuanto más viejo sea el mobiliario, menos posibilidades hay de encontraros una estantería Lack. Yo os confesaré que el armario de mi dormitorio es un Aneboda tuneado.

Ver galería completa » Casa Ikea (4 fotos)

Vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Ikea

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios