¿Qué aroma preferís para vuestro hogar? La pregunta de la semana

Síguenos

lavanda pregunta

Como cada miércoles entramos en modo curioso y planteamos una nueva pregunta a todos los lectores de Decoesfera. Hoy nos centramos en la decoración para el sentido del olfato y queremos saber si os gustan los ambientadores, las esencias, las velas aromáticas… o si por el contrario preferís un olor neutro en casa, nuestra pregunta es:

¿Qué aroma preferís para vuestro hogar?

Yo por mi parte me quedo con un aroma muy tradicional, lavanda. Probablemente en cuanto a olores haya otros que me gusten tanto o más de forma objetiva, pero por una cuestión sentimental y de buenos recuerdos, este es mi favorito. Recordad que debéis contestar a esta pregunta en nuestra sección Decoesfera Respuestas, la respuesta más votada la compartiremos con vosotros, junto a una nueva pregunta, la semana que viene.

La pregunta de la semana pasada: ¿Por qué no cojean las mesas de tres patas?

Mi compañero Minue os preguntaba la semana si sabíais por qué no cojean las mesas de tres patas. La intención era que entre todos consiguiésemos explicarlo para que todo el mundo pueda entenderlo, aún sin tener grandes conocimientos de matemáticas y geografía.

La respuesta más votada ha sido la de A. Montero, que además de explicarnos la cuestión de las tres patas de forma matemática nos ha arrancado una sonrisa:

Iba a hacer la gracia de ¿Cómo va a cojear? ¿Si no anda? jejejj, pero amos aya:
XD

Axioma de Euclides… es difícil comprenderlo sin recurrir al vocabulario matemático,
pero lo voy a intentar a nivel de todos los públicos:

Una mesa normal, de las que todos tenemos, tiene 4 puntos de apoyo, (las patas),
y estos 4 puntos se pueden distribuir (apoyar) sobre distintos planos, por eso
cojean si no están en el mismo plano (Un plano de 3 puntos más otro punto fuera
de ese plano, por eso solo cojea una pata de las 4).

Partiendo de esta breve introducción, una mesa de 3 patas, tiene 3 puntos de
apoyo, y 3 puntos de apoyo siempre definen un único plano, por eso es imposible
que cojee, ya que aún estando sobre una superficie inclinada, o las patas tengan
distinta longitud, seguirán estando en el mismo plano y no cojeara, otra cosa
es que la superficie de la mesa este paralela al suelo (el tablero quede
inclinado)…

Espero que sea entendible, un saludo, ;)

También muy bien valorada ha sido la respuesta de Alyz, que nos da una explicación más gráfica del asunto y también correcta.

Como dices, el reto está en explicarlo de forma que se entienda facilmente.

Veamos: cuando nos balanceamos en una silla, sobre 2 de sus patas, la silla va alante y atrás, pero pero nunca está quieta: no es estable. Es porque los dos puntos donde acaban las patas marcan una sola línea, un eje, sobre el que giramos alante y atrás.
Si ponemos un pie en el suelo, ya no se balancea: hemos creado un tercer punto, un punto de apoyo, que junto con los otros dos nos marca el plano del suelo. Este punto es el único necesario para crear estabilidad: la tercera pata.

Un cuarto punto, una cuarta pata, no sirve para nada realmente. Si está dentro del mismo plano que marcan los otros tres, genial. Si no lo está (si la pata es más corta o más larga, o si el suelo no es llano), definirá con los dos primeros puntos, otro plano. De ahí que si echamos el peso a un lado u otro, esta silla se mueve.

Esta explicación usando las manos y algún objeto simulando la silla es más fácil, jeje ;)

Imagen | Pixabay
En Decoesfera | La pregunta de la semana
En Decoesfera Respuestas | ¿Qué aroma preferís para vuestro hogar?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario