Sigue a

toallas-bordada-susan.jpg

El otro día lo que más me gustó del cuarto de baño del proyecto minue, fue el detalle de la toalla de cara con las iniciales bordadas y es que es cierto que son los pequeños detalles los que dan encanto y calidez a un espacio. Una sábana heredada de aquellos espectaculares ajuares de nuestras bisabuelas, bordadas con cariño pero viejas y de hilo desgastado por el uso, pueden aprovecharse como toallas o incluso como cortina para una ventana pequeña.

Las toallas con iniciales bordadas, unos pañitos con su encaje de Camariñas, los individuales con su ribete de color o unas sabanas llenas de bodoques pueden cambiar radicalmente el aspecto de una habitación. Si sois aficionados a las almonedas o brocantes, a menudo podéis encontrar paños de cocina, toallas antiguas de lino o hilo con rayas y largos flecos, que llenarán de romanticismo tu cuarto de baño o cocina.

Pero no tienen porqué ser antiguos, unos flecos cosidos en una toalla nueva quedarán igual de bonitos, un encaje o una tira bordada, que podéis comprar en cualquier mercería, alrededor de un mantelito personalizará y dará prestancia a la mesa.

¿Os animáis a llenar vuestra casa de detalles?

Imagen | Susan Branch
En Decoesfera | La Almoneda vuelve un año más a Ifema

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario