Terrazas: tipos de cerramiento

Sigue a Decoesfera

terrazas - cerramientos - muro

A la hora de diseñar una terraza no solo es importante pensar como la vamos a amueblar y decorar, sino que también es crucial elegir el cerramiento adecuado. No es lo mismo tener una terraza rodeada de muros de piedra que de una ligera valla metálica.

Cada tipo de cerramiento tiene sus ventajas e inconvenientes y su elección depende tanto de factores externos (orientación, situación, vistas, vecinos…) como de los gustos del propietario.

Hoy voy a tratar de ofrecer un resumen de los diferentes cerramientos disponibles para nuestras terrazas, para que podáis elegir el más adecuado para la vuestra con conocimiento de causa.

La verja o barandilla metálica

Este es el cerramiento de terrazas más utilizado de todos, sobre todo para terrazas pequeñas y balcones de fincas de todo tipo. Se trata de una serie de barrotes metálicos separados entre sí unos diez centímetros y unidos por una barra horizontal en la parte superior a una distancia del suelo de un metro aproximadamente.

En según que modelos hay una zona en la parte inferior diseñada para colocar macetas, que tiene su utilidad si os gusta la vegetación pero no queréis perder mucho sitio en la terraza.

terrazas - cerramientos - barandilla

Entre sus ventajas cabría destacar que deja pasar el aire y la luz y que no corta el campo visual, por lo que es perfecto para no mermar la sensación de amplitud en terrazas pequeñas.

Sus mayor inconveniente es que el hueco entre los barrotes puede ser peligroso para niños curiosos y mascotas atrevidas, por no hablar de objetos que se caen y acaban rodando a la calle, con el consecuente peligro para los viandantes. Esto se puede solucionar con una rejilla, pero es una solución bastante antiestética.

Para terrazas a cota de calle, existen también verjas de 2 metros de altura que separan físicamente la parcela de la vía pública (y los amantes de lo ajeno), pero evitan las miradas indiscretas a no ser que coloquemos un poco de vegetación.

El muro de piedra o ladrillo

Por cuestiones de seguridad esta es la solución que se emplea actualmente en las terrazas más grandes y que están pensadas para ser habitadas. Se trata de un muro de poco más de un metro de altura hecho normalmente del mismo material que la fachada del edificio.

Su mayor ventaja es la ya mencionada seguridad, pues no creo que ningún niño, mascota u objeto sea capaz de atravesar un muro, pero según como esté diseñado puede crear sensación de agobio y corta bastante las vistas a la calle. También reduce la sensación de vértigo para los que le tienen respeto a las alturas.

terrazas - cerramientos - muro 2

Si se combina con una pequeña verja en la parte superior (como en la primera imagen de la entrada) se consigue reducir esa sensación de agobio un poco y además permite colgar plantas en esa zona metálica.

En su versión de dos metros de altura, es una solución habitual para terrazas en patios interiores o en planta baja, ya que ofrece mucha protección frente a las miradas curiosas de vecinos y viandantes, sacrificando a cambio las vistas y la circulación de aire.

Balaustradas

Es una solución similar a las barandillas de metal, solo que aquí los barrotes son de piedra, a modo de pequeñas columnas, por lo que visualmente es casi tan pesada como un muro.

Se encuentra frecuentemente en casas de estilo pseudo neoclásico y pretenciosas en general, ya que se asocia ese tipo de cerramiento a los palacios y obras clásicas, aunque a mi me recuerda más bien a las telenovelas y los apartamentos de la playa, si bien en alguna situación muy bien estudiada puede quedar bien, sobre todo si el edificio es antiguo y/o se está restaurando.

terrazas - balaustradas

En mi opinión son todo desventajas, es visualmente pesada, apenas deja correr el aire y entre sus huecos se puede colar de todo. Como veis no es santo de mi devoción. De dos metros de altura no he visto ninguna, y espero no verla nunca.

Vallas y barandillas de madera

Una solución muy poco común entre los edificios de plantas, pero que no es tan poco habitual en las terrazas y balcones de las casas de montaña o de campo, muchas de ellas fabricadas también en madera.

También se suele utilizar, tanto en versión de un metro como de dos, en urbanizaciones en las que la protección contra intrusos no es tan necesaria y prima más que el jardín o la terraza recuerde al de una villa suiza.

terrazas - madera

Es una solución que me gusta bastante, es agradable a la vista, ligera visualmente y no requiere mucha obra para instalarla. En su contra hay que decir que requiere mantenimiento si no queremos que envejezca rápidamente.

Cerramientos de vidrio

Normalmente combinadas con estructuras de metal, las barandillas de vidrio son el último grito en diseño (léase esto con un punto de ironía) y son habituales en los edificios de cierto presupuesto.

Tienen la ventaja de que son tan seguras en el uso como el muro de ladrillo y a la vez no son una barrera visual, por lo que se mantiene la sensación de amplitud. En el otro lado de la balanza se sitúan el precio —el vidrio necesario para garantizar que no se rompa al primer golpe es caro— y la limpieza, pues la suciedad se nota mucho en su superficie transparente y reflectante.

terrazas - vidrio

También se utiliza el vidrio habitualmente para cerrar completamente una terraza con un ventanal y crear una zona cubierta a resguardo de las inclemencias del tiempo sin sacrificar las vistas. Puede ser una solución para climas lluviosos en los que el sol no calienta mucho, pero poco recomendable para climas más cálidos debido al efecto invernadero que producen.

Como el tema de los cerramientos acristalados es extenso, lo mejor es que lo reservemos para una entrada aparte y así podremos ver con detalle que soluciones para cerrar la terraza existen.

Otros tipos de cerramiento

El diseño de la terraza es una buena ocasión para diferenciar la decoración de nuestra casa de la del resto del mundo, por eso, si queremos, también podemos ser originales a la hora de elegir nuestra valla o barandilla, como por ejemplo creandola a partir de letreros de calles.

También podemos ser originales en el material y utilizar un aluminio que imita forja y que no nocesita mantenimiento o incluso podemos prescindir completamente de la barandilla, aunque eso conlleva dudas sobre estética, vértigo y seguridad

terrazas - sin cerramientos

Conclusión

Como veis, hay cerramientos para todos los gustos, y como el artículo ha sido largo, os los resumo a modo de conclusión

  • Vallas y barandillas metálicas: Una solución económica y ligera visualmente, pero que presenta problemas de seguridad de uso.
  • Muros: Una opción segura y neutra, pero que puede reducir la sensación de amplitud en terrazas pequeñas
  • Balaustradas: Salvo que viváis a principios del siglo XX, mejor no penséis mucho en esta solución.
  • Vallas y barandillas de madera: Una buena opción para casas de campo y terrazas rústicas.
  • Barandillas de vidrio: bonitas, pero caras y costosas de mantener limpias.

Como pequeño apunte recordar que los cerramientos de la terraza son parte de la fachada del edificio, por lo que no podemos cambiarlos a nuestro antojo, sino que debemos tener la licencia correspondiente para ello y en el caso habitual de una comunidad de vecinos, ser aprobado por ellos también entre otros muchos detalles.

Espero que este pequeño resumen de tipos de cerramientos para terrazas os haya sido útil a aquellos que estáis pensando en reformar la vuestra o estáis diseñando vuestra casa ideal.

Fotos | uydurrukcu y Fújur en Flickr
En Decoesfera | Decoración de terrazas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios