Diario de a bordo: colocamos una celosía en la terraza

Síguenos

Celosía en la terraza - presentación

Siendo sinceros, más que una terraza, lo que tengo en mi casa es un balcón un poco ancho, pero a mi me gusta pensar que es mi pequeña terraza, y poco a poco la voy decorando a mi gusto. Lo primero de todo fueron las plantas, luego algunas macetas a mi gusto y, cuando el jazmín decidió crecer con ganas, se antojó necesario instalar un sistema para que se fuera enredando en él.

Como mi terraza da al sur, me apetecía protegerme un poco del sol del oeste que llega a media tarde, así que lo mejor para conseguir una buena sombra era colocar una celosía vertical. De esa forma mataba tres pájaros de un tiro, pues el jazmín se enredará feliz, me protejerá del sol y además, mejorará la decoración de la terraza

Una vez decidido lo que había que poner llegó el momento de comprar los materiales y ponerse manos a la obra. ¿Me acompañáis?

Los materiales

Celosía en la terraza - materiales

Una de mis mayores preocupaciones era encontrar una celosía que se adaptara a las medidas del lugar donde quería colocarla (80 × 300cm). Ya estaba yo haciéndome a la idea de enfrentarme a mi archienemiga la sierra de calar cuando tuve la suerte de toparme con esta celosía flexible, que se estira, se ensancha y se alarga en función del hueco que debemos cubrir. La tenía mi madre en su terraza y no le daba uso, pero me dijo que cree que le costó 15 euros, así que bastante económico.

Además de la celosía necesité un poco de alambre de jardinería, unas bridas de plástico pequeñas, tacos de 5mm y unas argollas medianas. Las herramientas adecuadas son un taladro con una broca de hormigón de 5mm y unos buenos alicates.

La instalación

Celosía en la terraza - antes

Como veis, el lugar donde debía ubicar la celosía era estrecho y bastante alto, por lo que no solo tuve que apretarla mucho para que se estirara hacia arriba, sino que debía idear un sistema que la mantuviera bien sujeta tanto a la barandilla como a la pared, no fuera que una ráfaga de viento se la llevara junto a mi querido jazmín.

Así, lo primero que hice fue hacer unas pruebas para ver como encajaba y, una vez la tenía colocada prácticamente en su posición, la fijé con un par de bridas a la barandilla. No las apreté del todo tener un poco de holgura y margen de maniobra y así corregir mi falta de precisión.

Celosía en la terraza - bridas

Una vez la tuve bien cuadrada, fui poniendo más bridas para fijarla completamente a la barandilla. Después hice varios agujeros en la pared, coloqué los tacos y las argollas y a ellas fui atando la celosía a lo largo de toda la altura con la ayuda de las bridas de plástico. Tampoco hubiera estado mal que hiciera lo mismo en el techo, pero como vi que se sujetaba bastante bien, decidí que no merecía la pena arriesgarse a una caída de consecuencias fatales.

Después de colocar todas las bridas, las apreté bien fuerte con la ayuda de unos alicates y corté los “rabitos” sobrantes para que se disimulara su presencia en la medida de lo posible.

Celosía en la terraza - distribuir el jazmin

Cuando tuve lista la celosía, ya solo me quedó colocar el jazmín en su sitio y distribuirlo por la celosía. Lo mejor para estirar bien el jazmín es utilizar cordel o alambre de jardinero e ir atándolo de forma suave a la madera. Tiene que quedar bien estirado, pero no conviene apretar mucho el alambre, porque sino oprimiremos el tallo cuando este engorde.

El resultado

Celosía en la terraza - después

Tras una hora larga, ya tenía mi celosía colocada en la terraza. Solo quedaba recoger las herramientas, limpiar un poco, admirar el resultado de mi esfuerzo y disfrutar de la satisfacción que produce el trabajo bien hecho.

Ahora mi jazmín es mucho más feliz, le salen más flores y crece sin cesar. Además, el sol de la tarde ya no pega tan de pleno en mi ventana y, por si fuera poco, mi pequeña terraza luce mucho más cuca. Y es que a veces con muy poco dinero y esfuerzo podemos conseguir resultados sorprendentes.

En Decoesfera | Decoración de terrazas
En Decoesfera | Diario de a bordo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios