Síguenos

Suelos de cristal

Para quienes tenemos vértigo, pensar en suelos de cristal y ponernos a sudar frío es todo uno. La sensación de pisar en una superficie transparente, por más que esta sea suficientemente sólida, transmite una sensación de desasosiego. La única vez que he tenido oportunidad de hacerlo, fue en una bodega en la que la parte central albergaba un bosque de botellas protegidas por una lámina de cristal. Y aunque doy fé de que aguantó mi peso, no dejé de andar como un pato inseguro, mirando al suelo a cada paso.

Fobias aparte, es una tendencia que cada vez se extiende más, los suelos de cristal proporcionan muchas posibilidades para ofrecer ambientes distintos en espacios poco clásicos. Los lofts y chalets de corte innovador lo incorporan en pasarelas y altillos, y muchos establecimientos públicos construyen sus escaleras con peldaños de cristal.

Los cristales utilizados son seguros, ofreciendo no solo una adecuada resistencia, sino también seguridad en caso de producirse alguna rotura. El material utilizado para este cometido es el cristal laminado, que cuenta con una película de poli vinil butiral, un polímero de gran adherencia y durabilidad, que une distintas hojas de vidrio formando placas de material resistente y compacto. Estos cristales laminados impiden que el cristal una vez dañado se disgregue, quedando entero a pesar del daño.

Suelos de cristal

Tipos de suelos de cristal

Los suelos de cristal se pueden presentar en losetas o grandes placas, según se quieran construir grandes superficies, sencillas pasarelas o escaleras. Normalmente se encastran en estructuras metálicas que forman celdillas, aportando una buena sujeción, aunque en algunos casos simplemente se posan sobre una estructura adecuada. Se pueden utilizar para dar transparencia a grandes espacios como lofts u oficinas, aportando sensación de espacio abierto y ligereza.

También pueden crearse suelos originales en los que no media una gran distancia entre este y el piso original, en los que exponer objetos como botellas, tejidos, piedras o gravillas. Otra posibilidad decorativa interesante surge al jugar con las luces, colocando LED’s en el fondo de lechos cubiertos con cristales translúcidos, creando decorados futuristas y modernos.

Además de poder destinar toda la superficie disponible a un suelo transparente, se pueden insertar losetas de vidrio en solo algunas zonas, dejando a la vista el panorama del piso inferior. Este es un juego que hemos visto en alguna ocasión y resulta muy sugestivo.

Según sea la sensación que se quiera transmitir, se utilizarán suelos transparentes o translúcidos, ambos con igual resistencia, pero con un factor psicológico diferenciador que hay que tener en cuenta.

Más información | Plataforma Arquitectura
Imágenes vía | Vidreglass
En Decoesfera | Senderos en azulejos de cristal reciclado

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios