Recicladecoración: una lámpara hecha con bricks

Sigue a Decoesfera

lámpara hecha con bricks

Hace no mucho, mi querida magenta nos enseño a todos como crear paisajes urbanos reciclando bricks, una idea muy original y fácil de darle un nuevo uso a los envases usados. Hoy, sin embargo, os voy a sugerir un proyecto un tanto más complejo de llevar a cabo, pero con un resultado espectacular: se trata de una lámpara hecha con bricks.

Para realizar esta magnífica lámpara, idea del diseñador Ed Chew, vamos a necesitar, además de mucha paciencia, un montón de bricks de cualquier tipo (zumo, leche, horchata, sangría…), una regla, un cutter y, como no, una bombilla con su aplique.

Ahora veamos qué pasos hemos de seguir para transformar toda esa basura potencial en una lámpara digna de nuestra decoración.

lámpara hecha con bricks - proceso

Lo primero, obviamente, es conseguir acumular todos los bricks necesarios, que iremos limpiamos a conciencia y desmontando de forma que se quede una sola pieza plana de cartón.

Una vez tenemos nuestras láminas de cartón, debemos cortarlas en piezas más pequeñas, todas ellas iguales, con una proporción de seis a uno (seis de largo por uno de alto), marcando los pliegues como si tuviéramos que dividirla en seis cuadrados iguales. Luego, siguiendo esas marcas, plegamos cada pieza para que forme un triángulo de dos capas de cartón.

El siguiente paso consiste en montar pequeños hexágonos y pentágonos con nuestros triángulos. Para unir los triángulos entre sí debemos usar tiras un poco más cortas (cuatro de largo por uno de alto), que nos permitirán fijar los triángulos a modo de pequeñas presillas. Fijaos que se pasan por abajo y luego se cierran plegándose arriba, atrapando los lados de los dós triángulos a unir.

Lámpara hecha con bricks - resultado

El último paso es el más complicado de todos, pues debemos construir una gran esfera con nuestros hexágonos y pentágonos. No obstante, es más sencillo de lo que nos parece, basta con seguir el patrón de una pelota de fútbol de toda la vida (no las modernas y extrañas de hoy en día), cada pentágono debe ir rodeado de cinco hexágonos, de manera que los pentágonos nunca se toquen entre sí.

El número mínimo de piezas para formar una esfera es de diez hexágonos y siete pentágonos, aunque se pueden hacer esferas más grandes con un proporción mayor de hexágonos. Para unir las piezas entre sí empleamos el mismo sistema que para unir los triángulos, pequeñas solapas de cartón que iran fijando todo el entramado.

Antes de cerrar del todo la esfera, introducimos el aplique y la bombilla (mejor de larga duración) y ya tenemos nuestra nueva lámpara hecha con bricks lista para lucir allá donde más nos plazca, disfrutando de la textura que proyecta la luz al pasar por los huecos de los triángulos.

Vía | Yanko Design
Más información | Ed Chew
En Decoesfera | Recicladecoración: una lámpara hecha con un muelle

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios