Sigue a

Cómo pintar una taza

En mi casa siempre hemos sido más de Reyes Magos que de Papá Noel, y aunque tenemos más tiempo para escribir la carta, al final siempre nos pilla el toro, como ha sido mi caso este año. Buceando por Internet he encontrado esta maravilla sobre cómo decorar tus propias tazas y me ha parecido lo más, un regalo sencillo, personal y, sobre todo, anticrisis.

Para hacer vosotros en casa vuestras propias tazas decoradas tenéis que comprar una taza blanca lisa (blanca o del color que más os convenga de fondo). Las hay en casi todas las tiendas de decoración, por lo que no vais a tener mucho problema en este punto. Además tenéis que conseguir unos rotuladores que pinten sobre cerámica de los que venden en las tiendas de manualidades. En Amazon los tenéis por 12 euros de muchos colores.

Calcar la imagen Pegar la imagen con el dibujo para adentro y repasar por detrás las líneas para que se calquen.

Primero dibujad en un papel lo que queráis plasmar en la taza. Este paso no lo he probado pero intuyo que si el dibujo final lo repasáis con una cera os va a ser más sencillo el siguiente paso, sobre todo si la taza no es esmaltada. Sujetad el dibujo a la taza con cinta adhesiva con la parte dibujada para adentro. Después “calcáis” el dibujo repasando por detrás para que se quede el dibujo en la taza.

Repasar con cuidado las rayas del dibujo Repasar con cuidado las rayas del dibujo

Para finalizar, solo tenéis que repasar los trazos del lápiz con el rotulador para cerámica y ¡voilá! Ya tenéis una taza personalizada. Si no queréis que sea un regalo muy cutre, podéis pintar un plato a juego o mejor, regalar las tazas de dos en dos. Yo ya he encargado mis rotuladores para decorar mis tazas, el primero que se anime que nos mande una foto de cómo ha quedado el invento.

Vía | Design*Sponge
Más información | Amazon
En Decoesfera | Los envoltorios más especiales para los regalos más entrañables

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios