Sigue a Decoesfera

manualidades decorativas veraniegas

Seguro que estaréis de acuerdo conmigo en que las vacaciones de verano son un momento ideal para realizar manualidades decorativas. Aprovechar la hora de la siesta o las dilatadas tardes en el jardín para realizar algún pequeño trabajo creativo no sólo nos relajará sino que nos reportará muchas satisfacciones, tanto en ese momento como en los meses venideros.

Sin duda lo más clásico son los trabajos con conchas o piedrecitas recogidas en nuestros paseos por el campo y la playa. Tanto unas como otras nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades aplicables a la decoración de nuestra casa, aunque en esta ocasión te propongo que las utilices para tu mesa de verano, confeccionando unos servilleteros muy playeros o montando unos candelabros veraniegos con botes de cristal y velas, tal y como os hemos enseñado en los posts de Decoesfera que hoy sacamos de nuestro baúl.

RIncón de descanso

Si lo tuyo es un veraneo de terraza puedes aprovechar para darle un nuevo aire a tus macetas forrándolas con bonitas telas, cualquier trozo sobrante de otros menesteres te servirá. También te vendrá bien renovar tu armario de exterior con esmalte metálico, un trabajo igualmente muy sencillo pero francamente agradecido.

Los afortunados que dispongan de una casa de campo podrán montarse fácilmente un fantástico rincón de relax con un poco de maña, ramas y palés. La inversión es mínima y el éxito asegurado, no hay más que ver cómo ha quedado en la imagen.

pompones hechos con camisetas

Si lo tuyo es la costura lo tienes fácil, hay un montón de pequeños trabajos decorativos que puedes hacer. Como tampoco es cuestión de complicarse mucho la vida te sugiero que utilices esas camisetas de souvenir vacacional que ya no usas o esos vaqueros que no te sirven para hacerte unos cojines muy originales.

En caso de que no te gusten los cojines las camisetas siempre te podrán servir para hacerte unos románticos pompones, así evitarás que se vea el dibujo, podrás utilizar también las lisas y la transformación será más radical.

Dosel

¿No has podido irte a ninguna parte? No importa, siempre podrás darle un nuevo aire refrescante y playero a ese ventilador que intenta emular la brisa del mar. Píntalo de azul y blanco, hasta creerás oír las olas en el ruido del motor.

Termino con la propuesta que más me gusta, porque el verano es buen momento para cumplir ese pequeño sueño decorativo que siempre has tenido y nunca has logrado realizar, como el de tener un dosel sobre tu cama. El que nos enseña mi compañera Marta es ligero, refrescante, barato y fácil de hacer, no se puede le pedir más a una manualidad veraniega.

En Decoesfera | Trabacaciones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios