Sigue a Decoesfera

Guirnalda de corazones de papel

La celebración del día de los enamorados te puede gustar más o menos, pero está claro que es una oportunidad genial para experimentar con nuevas ideas decorativas. Y si, además, sois unos románticos, disfrutaréis mucho llevándolas a cabo.

Estos corazones de papel son perfectos para decorar nuestra casa el día de San Valentín —o incluso en cualquier momento del año—, y además son increíblemente sencillos de hacer, así que no os quedan excusas para no hacerlo. Bueno si, que no os guste, claro.

Haciendo corazones de papel

Lo único que os hará falta para crear estas bonitas guirnaldas de corazones será papel o cartulina en diferentes tonalidades de rojo —así quedará genial—, hilo rojo, tijeras y cinta adhesiva. Como podéis comprobar, las herramientas son muy de andar por casa, así que seguro que lo tenéis casi todo.

Ahora se trata de recortar corazones de diferentes tamaños en la cartulina, e ir pegándolos con pequeños trozos de cinta adhesiva al hilo, de forma que consigamos unas bonitas guirnaldas de corazones. Eso sí, el hilo tendremos que cortarlo de la longitud adecuada para el lugar en el que vayamos a colgarlo.

Lo siguiente será colocar nuestras guirnaldas en el lugar escogido. Si disponemos de jardín, y el tiempo nos da una tregua, podemos aprovechar alguna rama, como en las fotografías que acompañan el artículo, aunque también podemos buscar algún sitio en casa, como la barandilla de la escalera, una estantería, una lámpara, etc. Es cuestión de usar la imaginación.

Vía | Oh Happy Day
En Decoesfera | Una guirnalda de corazones de papel, un detalle sencillo para San Valentín

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario