Sigue a

Guardar muchos zapatos en poco espacio, de una manera cómoda y además estética, no es tan difícil como puede parecer. Estas son algunas ideas:

En un mueble zapatero exento

Aparte de para guardar el calzado podemos utilizar el mueble para cubrir otras necesidades. Por ejemplo como consola en el hall o como mueble auxiliar en el dormitorio. Con una lámpara de pie, un cuadro o un espejo encima pueden realzar la zona que ocupan y crear un doble efecto. Es una alternativa muy útil cuando no sobran los metros, algo muy frecuente en las casas actuales.

Aunque el zapatero de la foto es de estilo moderno existen en el mercado numerosas alternativas que seguro se adaptarán a nuestro gusto personal.

Aprovechando huecos difíciles
También podemos aprovechar, como vemos en estas dos fotos de la web del armario, huecos prácticamente inservibles para guardar nuestros zapatos. Entre la columna y la pared como en este dormitorio

o bien construyendo un armario a medida bajo la escalera, que sirve además para guardar los bolsos y los maletines cuando entramos en casa. Todo es cuestión de poner a trabajar nuestra imaginación.

Por último, si ninguna de estas alternativas se adapta a nuestras necesidades, aún podemos recurrir a guardarlos

Dentro del armario

Aquí tenemos múltiples opciones para organizarlos: en sus propias cajas forradas con un bonito papel, en estantes o bandejas extraíbles, en bolsas u organizadores colgantes y hasta en ruedas zapateras como ésta de Rakku, que ha ganado además un prestigioso premio de diseño y que promete guardar hasta 30 pares de zapatos en 32cm de ancho.

Más información| deco10,la web del armario, Rakku designs

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario