Síguenos

cocina en L.jpg

Hace tiempo os hablaba de las cocinas en línea, hoy le toca el turno a otra de las formas más habituales de distribución de cocinas: la cocina en L.

Como podéis imaginar por su nombre, en este tipo de cocinas el mobiliario se distribuye a lo largo de dos paredes consecutivas, por lo que tiene clara ventajas en cocinas donde se de alguna de estas circunstancias:

1. Haya varias aberturas:

cocina-g.jpg

Por ejemplo dos puertas en dos paredes distintas y consecutivas o una puerta y una ventana, estas puertas y ventanas limitan la distribución de nuestra ocina porque salvo en circunstancias especiales como cocinas muy grandes no podemos utilizar esas mparedes para distribuir nuestra cocina, por eso, si tenemos una cocina pequeña y este problema la cocina en L es una gran solución.

2. Cocinas con comedor:

cocina en l con office.jpg

Si nuestra cocina está unida al comedor distribuir la cocina en L nos ayudará a aprovechar más el espacio y a separar visualmente los ambientes, dedicando una esquina a la cocina y otra opuesta a la mesa del comedor como se puede ver en la imagen.

3. Estudios o apartamentos pequeños sin división:

KitchenL.gif

Utilizando un tipo de cocina en L conseguiremos ampliar nuestra superficie útil de trabajo en ella, pero además utilizar un único rincón para esta labor y aislarla en lo posible del resto de la vivienda.

4. Cocinas profesionales pero pequeñas:

cocina en L profesional.jpg

Si eres aficionado a la cocina pero vives en un piso pequeño este tipo de cocina te ayudará a ganar espacio de trabajo, sólo tienes que ampliar la encimera una pared, de manera que ganarás espacio para la preparación de alimentos y la colocación de algún electrodoméstico que no te quepa en una única pared.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario