¿Qué es el Corian? Ventajas y desventajas

Síguenos

Baño decorado con Corian

Los que, como yo, visitáis de vez en cuando las tiendas de decoración de baños (o en Decoesfera sin ir más lejos), habréis oído ya la palabra Corian para referirse a un material que cada vez nos ofrecen más para encimeras, pero que ya forma parte de sillas, paredes, mesas… El Corian, patentado por Du Pont (los mismos que la lycra) es una mezcla de minerales y de polímero acrílico.

Es fácil ver elementos de Corian tanto en baños como en cocinas e incluso en el exterior debido a su dureza y resistencia a las abrasiones. También se están comenzando a construir complementos decorativos como sillas, jarrones o revestimientos del mismo ya que es bastante fácil de moldear.

Cocina decorada con Corian

Ventajas del Corian

Lo que más llama la atención del Corian es que es muy resistente, que brilla mucho con la pátina adecuada y que se presenta en toda clase de colores, por lo que es muy versátil como material para decorar. El Corian se trabaja como la madera, por lo que los objetos creados con él tienen un aspecto uniforme ya que las juntas no se ven, y es posible encontrarlo en combinación con acero, madera, granito y vidrio.

Uno de las ventajas que ha hecho tan popular a este material es que se limpia con facilidad; muchas veces basta con pasar un trapo suave escurrido y quedará como nuevo. No obstante, para manchas persistentes se puede aplicar líquido de limpiar las placas vitrocerámicas, un estropajo de aluminio gastado o incluso con el vinagre, ese gran amigo de la limpieza casera. Eso sí, como con otras superficies hay que tener cuidado de no posar ollas calientes y de no cortar sobre él ya que es posible que se raye o se deforme.

Inconvenientes del Corian

El gran inconveniente del Corian es su elevado precio, muy por encima de otros materiales sintéticos. Otro de los problemas que está dando es que, aunque es resistente, sufre deformaciones por el calor y es fácil que se raye (más fácil que por ejemplo en las encimeras de piedra).

Aunque la limpieza es relativamente sencilla el Corian es de esos materiales donde se pueden quedar manchas por contacto, por lo que hay que estar atentos sobre todo a los alimentos grasos que puedan dejar residuos que no se eliminen bien.

Si estáis pensando cambiar la cocina o el baño, os animo a que preguntéis por este material en vuestra tienda de decoración ya que al ser bastante nuevo lo que están creando en él son elementos de vanguardia, ideales para crear ambientes futuristas. Si queréis mi opinión, a mí me convence más para los baños que para las cocinas, aunque he de admitir que hay algunos fregaderos muy bonitos, por no hablar de las sillas que se están empezando a vender en Corian, toda una escultura que se puede utilizar.

Por si alguno se lo pregunta, el Corian al contrario que la porcelana, es caliente al tacto, una característica que puede interesar a algunos de vosotros, sobre todo en los amaneceres fríos de Castilla.

Más información | Corian
En Decoesfera | Corian: los mil usos de un material

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios