Sigue a

Baño de estilo nórdico

Los cuartos de baño de estilo nórdico no son lo más llamativo ya que en muchos casos son similares a los de cualquier otro estilo, con un toque minimalista. Hoy retomamos nuestro especial de estilo nórdico para repasar cómo se decora esta estancia tan fundamental y en muchas ocasiones tan ignorada.

Los baños de estilo nórdico son blancos, pulcros y sobre todo muy minimalistas. Es frecuente ver en los que no tienen bañera que el agua de la ducha cae directamente en el suelo y se va por un sumidero instalado en él, en vez del típico plato de ducha que vemos en la mayoría de casas españolas.

En los baños de estilo nórdico vemos casi siempre muebles blancos o de madera clara y normalmente volados. Observad cómo los muebles se mantienen al mínimo y, aunque cabría alguno más, vamos a ver que casi todo se resuelve con una consola bajo el lavabo y alguna estantería, así como perchas en la pared de las que colgar las toallas y albornoces.

Los textiles, ya sean las toallas y albornoces como la cortina de la ducha, se mantienen en tonos blancos y crudos para no llamar la atención. La excepción sería en los baños infantiles donde sí que se permiten toques de colores llamativos que hacen las delicias de los más pequeños.

Sanitarios y grifería en los baños nórdicos

Un baño nórdico muy luminoso

Los sanitarios también se mantienen en los márgenes del minimalismo, y es raro ver un bidé en un baño nórdico. Eso sí, el aprovechamiento del espacio se lleva hasta el extremo y es frecuente ver las cisternas incrustadas en la pared para ocupar menos, y tampoco se suelen ver platos de ducha en las casas modernas, ya que se prefiere un sumidero en el suelo como indicábamos más arriba.

Esto no quiere decir que el estilo nórdico huya de las bañeras, sino que en las últimas tendencias se apuesta más decididamente por una ducha antes que por una bañera. Evidentemente la ducha es la opción que ocupa menos espacio y más ecológica en todos los casos.

Un baño nórdico con bañera

La grifería de los baños nórdicos sigue las últimas tendencias en decoración, y es cromada y de líneas rectas. Opino que en esto habrá variedad dependiendo de con qué decorador encontréis, pero por regla general se huye de la floritura y de los grifos con aire retro.

En resumen, los baños de estilo nórdico esconden en su interior muchas claves para el minimalismo aunque no son tan reconocibles como otras estancias de la casa que estamos viendo en este especial. Eso sí, creo que hay muchas cosas que podemos copiar de nuestros vecinos nórdicos y los baños son un buen ejemplo de cómo decorar un espacio sin recargarlo y sin perder ninguna de sus funcionalidades.

Imágenes | Standshem
En Decoesfera | Estilo nórdico, nuevo especial en Decoesfera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios