Una vivienda para cada tipo de persona (IV): casas o chalets

Síguenos

Una vivienda para cada tipo de persona (IV): casas o chalets

Seguimos con nuestro especial sobre tipos de vivienda, hoy con el último de los grandes grupos, los chalets, que vamos a dividir en dos tipos, los de una planta (también llamados casas terreras y los de varias.

Casas terreras

Una casa terrera es una vivienda unifamiliar independiente en estructura de una sola planta. Son muy habituales en zonas de campo, y especialmente cómodas, sobre todo en el caso de personas mayores y familias.

Las ventajas principales de este tipo de vivienda son la comodidad al encontrarse a nivel del suelo evitando cualquier tipo de escalera, tanto interior como exterior, y por otro lado la ausencia de vecinos, lo que lo hace especialmente cómodo para familias con niños que busquen un lugar donde ellos puedan jugar sin molestar o para aquellos que por el contrario busquen tranquilidad sin que los molesten.

Como inconveniente está principalmente el desperdicio del suelo, ya que no aprovechamos el alto restándoselo al jardín o a una segunda vivienda adicional. Por eso abundan sobre todo en zonas de campo donde el problema del espacio no es tan grande como en otras zonas.

Este problema con el suelo, lo poco aprovechado también repercute en el precio final de la vivienda, mucho más elevado que en los pisos u otros chalets.

Por todas esas razones elegir una casa terrera es una buena opción si nos encontramos en el campo, más aún si tenemos familia nos gusta la tranquilidad o simplemente no nos gusta convivir con vecinos.

Están especialmente indicadas, ya por razones físicas, en aquellas familias donde hay alguien mayor o con algún problema de movilidad, ya que evitan cualquier tipo de escaleras.

Una vivienda para cada tipo de persona (IV): casas o chalets

Chalets

Un chalet es también una vivienda unifamiliar totalmente independiente y con jardín, pero en este caso, para separarlos de las casas terreras, de varias plantas.

Esta separación de plantas tiene ventajas adicionales a las de las casas terreras, entre ellas sobre todo la posibilidad de separar mejor los ambientes, distribuyendo mejor la carga de la casa en las distintas plantas.

Como hablábamos en el caso de los dúplex esta separación nos puede venir muy bien si queremos separar las zonas de descanso de las de trabajo o las zonas dónde acceden las visitas a las que no.

Pero también tienen sus inconvenientes, en concreto el espacio que le resta a nuestra casa la necesidad de una escalera y la dificultad de acceder a las plantas superiores para las personas que tienen algún problema de movilidad.

Por contra aprovechamos mejor el suelo, al poder distribuir la casa en varias plantas y además ganamos espacio para e jardín, al contrario que lo que sucedía en las casas terreras.

Este tipo de vivienda está especialmente indicado para aquellas personas que necesitan espacio tanto de vivienda como de jardín y además quieren tener bien separadas las zonas, por eso es ideal para familias grandes.

Imágenes vía | Globaliza y arquitectura de casas
En Decoesfera | Tipos de viviendas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario