Elementos decorativos Navideños I: El árbol de Navidad

Síguenos

christmastree

Hoy comenzamos una serie con los elementos decorativos más característicos de la Navidad para entender su significado, empezando por el árbol de Navidad al que ya le hemos dedicado algunos posts. Por lo general, los árboles de Navidad son árboles de hoja perenne, generalmente coníferas que se ponen en las casas y se decoran, según la zona, con esferas, con espumillón, con luces de colores y todo tipo de adornos, según el estilo que se le quiera dar.

La tradición de decorar árboles de hoja perenne durante el solsticio de invierno (el día más corto del año, hacia el 21 de diciembre) se remonta al principio de los tiempos, y fue descubierta por los cristianos que iban a evangelizar el Norte de Europa. Al igual que otras tradiciones, los cristianos optaron por adoptar esta costumbre a la par que la adaptaban al imaginario evangélico, por lo que empezaron a usar estas coníferas para celebrar el nacimiento de Jesús.

Si al principio estos árboles se decoraban con manzanas y con velas, por razones obvias hoy en día se ha descartado esta opción, y los adornos que se emplean en los árboles de Navidad son sobre todo de plástico, aunque hay otras opciones como han mostrado ya mis compañeras. En general, en lo alto del árbol se suele colocar una estrella o un ángel y el momento de la colocación de este elemento es uno de los que más les gusta a los niños.

La costumbre más extendida es poner los regalos de los niños bajo las ramas del árbol el día de Navidad y el día de Reyes por la mañana. Además, los árboles ya son casi siempre artificiales, pues la opción de replantar los naturales al final de las Fiestas no es viable, si tenemos en cuenta que apenas sobreviven la mitad, debido al calor de las casas y al trauma que le supone a la planta dos trasplantes en tan poco tiempo.

Imagen vía | Casa Sugar

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario