Síguenos

Unas estanterías en el techo.

Yo tengo la suerte de vivir en una casa que tiene un altillo igual de largo que el pasillo. Esto es, tengo un montón de espacio de almacenamiento extra para objetos que no use ya que no está muy fácil el acceso, pero me hace un apaño y no necesito trastero. Para las casas que no tengan la misma suerte que la mía existen otras posibilidades de almacenamiento, pero usar el techo para almacenar cosas es mi manera favorita.

La imagen que tenéis sobre estas líneas la tomé en Casa Decor, y en este caso se utilizaron unas estanterías transparentes de metacrilato atornilladas al techo que permitían guardar libros. Este método me gusta para guardar cosas bonitas como los libros o discos, pero como están hechas para ser vistas desde abajo, tampoco me complicaría mucho más la vida con otros objetos más complicados.

Almacenaje en el techo con raíles

En el caso que tenéis sobre estas líneas, el almacenamiento es más “de batalla” ideal para trasteros, garajes o para el lavadero incluso. Lo que han hecho ha sido fijar al techo unos raíles y poner en ellos varias cajas de plástico. Como veis, en este caso la función estética es casi nula y al ser opacas las cajas no sabemos lo que hay en su interior. Esta solución la veo ideal para material como los adornos navideños o herramientas que no usemos mucho ya que las tenemos a mano pero no tenemos por qué estar viéndolas todo el rato.

En conclusión, me gusta cómo quedan los objetos guardados en el techo, sobre todo si son altos en nuestra casa. El mayor problema que le veo es la dificultad de llegar fácilmente a alcanzarlos aunque siempre nos queda la posibilidad de poner en ellos cosas que no usemos mucho en nuestra vida diaria.

Segunda imagen vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Gana espacio de almacenamiento con un puente sobre la cama

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios