Sigue a Decoesfera

mecedora de segunda mano

No cabe duda de que en muchas ocasiones resulta interesante adquirir un mueble de segunda mano. Algunos son verdaderas oportunidades, bien porque están completamente nuevos pero se venden a un precio muy ajustado, porque son piezas que ya no puedes encontrar en el mercado o sencillamente porque nos ayudan a cubrir una necesidad puntual con el menor desembolso.

Para los que venden también es un buen negocio que les permite deshacerse de cosas que les han regalado, que se equivocaron al comprar o simplemente que ya no utilizan, sacándose además con ello unos euros que siempre se agradecen.

Precisamente en estos días estoy buscando una mesa de centro de segunda mano, en mi caso porque no encuentro nada que me guste, y visitando los sitios web que se dedican a ello bastante más a menudo de lo que lo hago habitualmente. Creedme si os digo que estoy segura de que la mayoría de las cosas que se ofrecen no se llegarán a vender nunca, presentan un montón de carencias que sin embargo creo que se podrían resolver muy fácilmente.

Por eso, por si tú también tienes pensado poner algún mueble en venta, me atrevo a sugerirte estas cinco cosas que no debes olvidar si quieres vender tus muebles lo antes posible:

Captura de pantalla de Ebay Anuncios

  • Pon una foto, y que se vea. Os parecerá mentira, pero hay un montón de anuncios, como podéis observar en la captura de pantalla sobre estas líneas, que no tienen foto. O, casi igual de mal, que si la tienen es tan terrible que no se aprecia lo que se vende. Si de verdad eres un inútil con la fotografía y ni aún con la cámara en modo automático consigues nada decente es mejor que le pidas ayuda a alguien, pero por favor, pon una foto, y mejor si son dos o tres, en diferentes ángulos.
  • Describe lo que vendes. Sí, de perogrullo, pero parece que se nos olvida. Es necesaria una descripción lo más amplia posible, el que está mirando no conoce para nada tu mueble, con todas las características bien detalladas. “Mesa” no vende, mesa de comedor redonda en madera maciza acabada en color nogal con patas labradas, sin apenas uso porque me la regalaron mis padres para la boda, por ejemplo, ayudará bastante más.
  • No te olvides de las medidas. ¿Cómo voy a considerar siquiera la compra de esa mesa, o de cualquier otra cosa, si no sé lo que mide? Pues eso, medir es muy sencillo, seguro que tienes un montón de cintas métricas de Ikea por ahí, utilízalas.

Captura de pantalla de Segunda Mano

  • Precio de la tierra. De la tierra, no estratosférico. Recuerda que estás vendiendo de segunda mano y el precio es el factor más determinante. Si de verdad no sabes cuánto puedes pedir, date una vuelta por internet y mira muebles similares. He llegado a ver estos días un montón de cosas usadas que se vendían bastante más caras que las mismas nuevas, de verdad.
  • Facilita las cosas. “No contacto por email, llamar de a partir de las 10 de la noche” no facilita las cosas. Ayuda, dí que puedes colaborar en el desmontaje, ofrece diferentes posibilidades de contacto, orienta sobre la zona en que vives, pon palabras clave en el texto y en la descripción para que puedan encontrarte: mesa baja, mesa auxiliar, mesa de centro. Ofrecer una alternativa de transporte, si la tienes, también suma puntos.

En fin, espero que estas cinco sugerencias os sirvan de ayuda y consigáis vender pronto vuestros muebles usados. Suerte.

Foto | Mikecogh en Flickr
En Decoesfera | Comprar y vender decoración en Facebook, Exponer y vender tus muebles usados.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario