Cambia el aspecto de tu chimenea en cuatro pasos

Sigue a

Chimenea redecorada.

Las chimeneas son esos lugares que durante el verano acumulan polvo y durante el invierno acumulan hollín. Como su función primordial es calentar la casa y servir de lugar para quemar el combustible (generalmente troncos) hay veces en las que no les prestamos suficiente atención. Hoy quería proponeros cinco maneras de actualizar vuestras chimeneas actualizándolas de paso, ya que comienza la temporada en la que ella será la protagonista.

1. Pon una rejilla o puertas de cristal. Con puertas de cristal evitarás que la casa se te llene de ceniza y conseguirás una mayor optimización energética. La rejilla puede conseguir un efecto similar pero muy atenuado, aunque el coste económico es considerablemente inferior. La mejor parte es que ambas soluciones le darán a la chimenea un aspecto diferente.

2. Pinta la parte exterior de la chimenea, aunque esta sea de ladrillo. De esta manera conseguirás que la habitación donde se encuentra cambie totalmente por un precio bastante económico. No te preocupes, si no te gusta el resultado siempre puedes pintar encima.

3. Si lo de pintar la parte exterior no te convence, cambia los revestimientos, ya sean de piedra o de azulejo, para darle un toque de modernidad. A mí las chimeneas me gustan más bien rústicas pero he visto otras modernas que me han cautivado si se ejecutan bien.

4. Convierte la chimenea en el centro de atención de la habitación, colocando algo sobre ella. Si tradicionalmente se ponían muestras taxidérmicas, ¿por qué no colocar un espejo o un cuadro? Esta idea también funciona con candelabros o jarrones sobre la repisa.

¿Y vosotros cómo cambiáis el aspecto de las chimeneas? ¿Sois tradicionales u os gusta cambiarla de año en año?

Vía | Casa Sugar
En Decoesfera | Chimeneas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios