Antes y después: el altillo de Txaumes

Sigue a

El altillo mientras estaba en construcción

Volvemos con uno de nuestros clásicos en Decoesfera, ya que nuestro compañero de Xataka Txaumes ha vuelto a ponerse manos a la obra (nunca mejor dicho) y ha hecho un altillo en su nueva casa. Él nos cuenta que quería aprovechar mejor los 40 metros cuadrados de su vivienda y realizó él mismo el proyecto, en colaboración con unos albañiles con los que contactó a través de Tenders.es.

Los albañiles primero instalaron las vigas y luego pusieron los tablones de conglomerado de 30mm. Fijaos cómo el espacio está aprovechado al milímetro, ya que la habitación mide 6×4 metros y la parte superior 4×2. El acabado final es de pladur por indicación de nuestro compañero, que lo decidió conforme veía cómo avanzaba la obra.
El altillo durante la reforma

La parte del altillo al final se separó entre un lado para la cama propiamente dicha y otro que le servía de trastero, ya que como hemos visto en muchas ocasiones el ahorro de espacio en casas pequeñas es vital. Txaumes quedó muy contento con la obra y nos cuenta que al final le salió por 1.600 euros en total, aunque cuando se fueron los albañiles todavía tenía pendiente instalar una escalera para subir.

Altillo tras la reforma

¿A vosotros os gusta cómo ha quedado? ¿Qué soluciones tenéis para aprovechar el espacio en los apartamentos pequeños?

Más información | Liberad al Kraken
En Decoesfera | Antes y después: un cambio de terraza barnizando el canalón y Hazlo tú mismo: una lámpara a partir de un pedestal desechado

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario