Sigue a Decoesfera

Terrazas. Cerramientos acristalados 1

El otro día os hablé de los tipos de cerramientos que podemos emplear en nuestra terraza, pero me dejé los cerramientos acristalados para hablar de ellos con detenimiento, pues es un tema sobre el que no conviene pasar de puntillas, ya que sois muchos los que seguro que en más de una ocasión os habéis planteado cerrar vuestra terraza para disfrutarla también en invierno.

Hasta hace poco tiempo, parecía que solo había una manera de acristalar la terraza, y esa forma era con ventanas correderas de aluminio. De hecho si levantamos la vista en cualquier calle de nuestra ciudad, seguro que veis más de una terraza cerrada de esa manera, bien con ventanas de suelo a techo o bien con antepechos de aluminio.

Hoy no voy a hablar de ese tipo de ventanas porque todo el mundo las conoce, sino de nuevas soluciones para acristalar la terraza.

Terrazas. Cerramientos acristalados 2

Las ventanas correderas tienen tres grandes pegas. En primer lugar, que nunca podemos abrir la totalidad del hueco, lo que reduce la ventilación. En segundo lugar, que son muy difíciles de limpiar, pues un lado siempre se queda dando a la calle, por lo que para limpiarlas se hace necesario desmontarlas o hacer malabarismos peligrosos. La tercera pega es el aislamiento al ruido y al frío, ya que los sistemas de cierre no son todo lo estancos que uno quisiera.

Una opción es utilizar ventanas abatibles, pero éstas tienen el inconveniente de que se necesita que quede libre el espacio de abatimiento, por lo que a menudo resultan muy incomodas de utilizar.

Para resolver todos estos problemas han ido apareciendo nuevos cerramientos acristalados, que ofrecen soluciones mucho más prácticas y estéticas a la hora de acristalar la terraza

Cerramientos plegables

A simple vista, cuando están completamente cerrados, este tipo de cerramientos parecen ventanas convencionales, solo que a la hora de abrirse son capaces de ir plegándose unas sobre otras, de forma que todo el espacio de la ventana quede libre y las hojas ocupan solo un pequeño espacio en el lateral.

Terrazas. Cerramientos acristalados 3

La gran ventaja es que prácticamente podemos hacer que desaparezca la ventana, por lo que es ideal para aquellos lugares en los que queremos usar la terraza en invierno pero no renunciar a ella en verano. Así, cuando llegue el calor, abrimos completamente y prácticamente es como si existiera el cerramiento.

Existen modelos de todo tipo, desde ventanas de suelo a techo para grandes terrazas a modelos para balcones con antepechos. Hay modelos con marco que ofrecen un mayor aislamiento térmico y acústico y también los hay sin marco, que dan un resultado estético único, pues apenas se percibe la presencia de la ventana.

Terrazas. Cerramientos acristalados 5

Entre las desventajas cabe mencionar que el espacio necesario para ser plegadas es significativo, por lo que hay que dejar un poco de holgura entre la ventana y cualquier mueble. También conviene mencionar que siempre tendremos que abrir la ventana desde el mismo punto para ir plegándola.

Cerramientos deslizantes

Es un sistema muy similar al de los cerramientos plegables solo que en este caso las hojas de la ventana van deslizándose por una guía hasta un extremo, donde pivotan para ponerse perpendiculares a la ventana y recogerse en el lateral.

Tienen la ventaja de que solo debemos prever un espacio para su plegado en el extremo de la ventana y no a lo largo de toda la abertura. Además con este sistema podemos regular la apertura a nuestro gusto, pues podemos guardar solo algunas hojas y distribuir el resto a conveniencia. La única pega es el pequeño espacio lateral que necesitan para recogerse.

Terrazas. Cerramientos acristalados 6

Jardines de invierno

Si lo que tienes en casa no es un balcón o pequeña terraza, sino algo más grande, tal vez lo que te interese es un jardín de invierno.

Se trata de estructuras más complejas, similares a los invernaderos, que permiten disfrutar de la sensación de estar al exterior sin tener que pasar frío o mojarse cuando llueve. Son perfectos para zonas donde hace mal tiempo durante buena parte del año y no se quiere disfrutar la terraza solo en verano.

Terrazas. Cerramientos acristalados 7

El mayor inconveniente es que se trata de estructuras grandes y costosas, que no se pueden quitar de una estación a otra, por lo que hay que pensarse muy bien el uso que se va a dar antes de poner una en la terraza.

Conclusión

A la hora de cerrar la terraza, dejando de lado los jardines de invierno, tenemos cuatro grandes opciones.

  • Ventanales de correderas: Sencillos y baratos, aunque después de instalarlo la terraza nunca volverá a ser una terraza, sino más bien una galería.
  • Ventanales abatibles: Tienen la ventaja de que se puede abrir el hueco por completo, pero ocupan mucho espacio al abatirse.
  • Cerramientos plegables: Se pueden abrir completamente recogiéndose discretamente en un lateral, perfecto para recuperar la terraza en verano.
  • Cerramientos deslizantes: Muy parecidos a los plegables, con la ventaja añadida de que se puede abrir al gusto de cada cual y necesita menos espacio para plegarse.

Espero que este pequeño resumen de cerramientos acristalados para terrazas os haya sido útil.

Fotos | Solarlux
En Decoesfera | Terrazas: tipos de cerramiento

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios