Síguenos

Sofá tapizado con cintas

Seguimos buscando inspiración en la calle, donde si sabemos mirar, encontramos muchas ideas que luego quizá nos sirvan de mucho en nuestros hogares. Hoy os traigo un sofá reciclado y tapizado de una original manera, que da como resultado una pieza diferente y única. El mueble tiene una forma singular, que nos deja descubrir en su interior una pieza caprichosa y con muchos años a su espalda. No conocemos su procedencia, pero no resulta difícil imaginarlo vestido con terciopelos antiguos y pasamanerías bordeando una madera añeja, decorando el recibidor de una casa suntuosa.

En un principio creí que podría ser una pieza de algún diseñador, pero cuando pregunté en la tienda en la que se encontraba, me dijeron que no, que lo habían hecho expresamente para ese espacio. Es una chaise longue con dos reposa-brazos que nacen del respaldo, sirviendo de apoyo tanto a espalda como a las manos. El juego consiste en cambiar totalmente su aspecto hasta convertirlo en un mueble de rabiosa acualidad, moderno y llamativo, que no deja indiferente.

Detalle del sofá

Sobre un tapizado en una tela lisa mate, se han entretejido cintas de raso en el mismo color, que al superponerse crean un contraste de brillos y mates muy favorecedor. Para conseguir este efecto es necesario que tanto las cintas como la tela de fondo tengan una tintada prácticamente igual. Respaldo y asiento forman una trama, mientras que las patas y brazos se dejan abrazar por las cintas.

Desde luego esta no es una opción para los que gustan de los ambientes clásicos o tienen miedo de ser demasiado audaces con la decoración de su hogar; pero para quienes se lanzan a experimentar sin complejos ni límites, es una buena forma de poner en actualidad una pieza antigua. No parece demasiado difícil de imitar ni tampoco demasiado caro.

Vista del sofá

Es bien cierto que se necesita tapizar el mueble, pero no se precisa una tela costosa, pues el contraste lo dan las cintas. Una tela sencilla, lisa y mate se puede encontrar a buen precio, incluso, en un alarde de habilidad podemos intentar tapizarlo nosotros mismos. Si es así, no olvidemos recubrir con guata o espuma los brazos y las patas para que el tapizado de esas partes quede esponjoso.

Esta chaise longue nos saluda desde un reventón color rojo intenso, pero no nos cuesta imaginarla en otros colores, incluso con una griterío de cintas multicolores puede quedar muy bien en una habitación para niños y jóvenes, o como punto de atención en una habitación con pocos elementos.

¿Dónde?

En el outlet de Sita Murt

Las Rozas Village
C/ Juan Ramón Jimenez 3
28230 Las Rozas, Madrid

En Decoesfera | Decoración en la calle

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios