Sigue a Decoesfera

Salón en azul

Este verano me he observado mirando con ojos golositos todo tipo de objetos azules. No sé qué tiene ese color que me llama, me atrae de una manera que no me atrae ningún otro, y no puedo evitar llevarlo en mi ropa, en mis complementos y hasta en la decoración. Estoy de enhorabuena porque he encontrado imágenes de un salón azul ideal que se aprovecha de la fuerza del color para mostrarnos toda su personalidad.

La decoración de este espacio ha corrido a cargo del estudio de Michelle Workman, que ha tenido en cuenta la personalidad de la dueña de la casa, una amante de la decoración vintage y del glamour bien entendido. Vemos en la primera imagen del post un salón con las paredes azules, en una apuesta bastante arriesgada que en mi opinión les ha salido regular ya que este color tan oscuro resta mucha luz a la estancia por mucho que se hayan salvado las molduras en blanco. Para mí habría sido mejor ponerlo al revés, molduras en azul y el resto en blanco o elegir este estilo para el dormitorio.

En cualquier caso se ha dejado un friso en blanco a juego con la alfombra que delimita la zona de tertulia y que resta seriedad a la estancia. Otra elección arriesgada, pero que en este caso sí que les ha salido bien, es el sofá en color dorado, que le añade teatralidad al conjunto y aporta un toque de glamour sin caer en lo kitch que habría sido lo más sencillo. Esta parte se completa con un par de mesas auxiliares en cristal con las patas metálicas que ayudan a aligerar un poco la estancia.

Un salón en azul

Me gustan los cuadros que se han elegido, un abstracto y un par de fotos coloreadas, y cómo se han alineado por arriba para crear un conjunto armónico. Fijaos cómo tanto los marcos como los paspartut son blancos, lo que los hace destacar más si cabe.

Un detalle que me gusta es cómo han aprovechado el hueco de la ventana, que tenéis sobre estas líneas, para poner un banco en fucsia, que queda perfecto en contraste con el azul de las paredes. Un acierto también ha sido hacer coincidir el banco con el friso de la pared, por lo que tenemos un conjunto que destaca sin estridencias.

La televisión del salón azul

Terminamos viendo cómo han solucionado la parte de la televisión, con un mueble liviano con bordes en espejo, que queda perfecto con los demás muebles de la estancia. Bajo él vemos un par de banquetas que siguen la misma línea para las que se ha elegido de nuevo el color blanco.

En resumen, a mí este salón me resulta bastante oscuro como para plantearme vivir en él. Sin embargo, encuentro grandes hallazgos como el sofá dorado, una pieza muy difícil en condiciones normales pero que se ha colocado y ha quedado estupendo.

Otro gran acierto que le veo a la estancia es a restar dramatismo que aportan las paredes oscuras con muebles livianos metálicos que son una maravilla. Por último, me ha encantado el banco en fucsia que le da un puntito kitch que logra quitarle seriedad al salón. ¿Os sumáis a la moda del azul?

Ver galería completa » Un salón en azul (6 fotos)

Imágenes vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Un salón azul no es siempre un acierto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios