Síguenos

Salón azul antes de la reforma

Cuando veo un “antes y después” en el que la primera foto hay una habitación vacía, siempre tengo las expectativas más altas ya que tiene más potencial. Hoy os traigo uno en el que los dueños de la casa han conservado los muebles sin tapizarlos de nuevo y se han entregado a un cambio en la pintura de la pared y en el tratamiento de las ventanas.

Como veis, partimos de un salón luminoso en el que unas persianas venecianas anchas matizan la luz. Un sofá color crema del mismo tono que la pared de fondo es la pieza más grande de mobiliario y las miradas se dirigen indefectiblemente a la butaca en blanco y azul que tenéis sobre la izquierda de la imagen.

El cuadro que hay sobre el sofá le da al conjunto un aspecto viejuno que no acabo de entender, y la alfombra del suelo tampoco ayuda mucho. Como en otras casas que hemos visto por aquí, las ventanas no tienen ni cortinas, y esta va a ser una de las piezas claves del “después”.

Salón azul después de la reforma

Aunque en esta imagen se ve más salón que en a anterior, me centraré en los detalles que vemos en ambas. Como decía, el sofá y las butacas se han mantenido y el gran cambio ha sido en la pintura de la pared y las cortinas pero las persianas venecianas siguen.

Me encanta el reloj que han puesto sobre el sofá, y cómo han conseguido una atmósfera de color a base de seleccionar unos textiles de lo más bonito que he visto en mucho tiempo. Las cortinas le dan un aire de lo más acogedor, y el resto de elementos contribuyen a crear un ambiente ordenado y moderno. Yo me he enamorado, ¿y vosotros?

Imágenes vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Antes y después: un salón gris convertido en un salón ecléctico con pata de gallo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios