Hotel Hacienda Zorita: tranquilidad y diseño en Salamanca

Sigue a

Hotel hacienda zorita - 1

Hace poco tuve la suerte de visitar Hacienda Zorita, que además de una excelente bodega con algún vino delicioso y un queso excepcional, también es un hotel que conjuga tranquilidad y diseño en Salamanca, dentro del maravilloso entorno de la cuenca del Duero.

El hotel dispone de una veintena de habitaciones y otras tantas villas con jardín privado, todo ubicado en Valvedrón, a pocos kilómetros de la capital salmantina, en una auténtica hacienda del siglo XIV completamente restaurada, cuya integridad peligraba por el abandono tras haber sido lugar de veraneo de Alfonso XI y monasterio de los Dominicos, llegando a acoger a Cristobal Colón en sus intentos de obtener financiación de los Reyes Católicos.

Hotel hacienda zorita - 2

Pero además de una preciosa historia, Hacienda Zorita es también un magnífico lugar en el que alojarse. No solo por el maravilloso paraje que la rodea o el histórico edificio en el que se ubica, sino también por la delicadeza y el estilo con el que ha sido restaurado y decorado.

Se podría decir que es un minimalismo rústico, porque aunque la madera, la piedra, la cerámica y las telas son materiales propios del estilo rústico, el mobiliario no es en absoluto recargado, amén de que su disposición en las habitaciones transmite una gran armonía.

Se nota que está todo cuidado al detalle, desde la forma en que se logra la privacidad de las villas, a través de unos preciosos viñedos que nos protegen de las miradas curiosas, hasta el delicado estudio de cómo la luz entra en la habitación, bañándola tenuemente sin resultar oscura ni demasiado luminosa.

Seguro que mucho habéis reparado en el precioso armario que preside la habitación. No se trata de un armario cualquiera, ni de una bonita imitación. Todos los armarios del hotel forman parte de una gran colección de antiguos armarios provenzales restaurados, y en cada habitación encontramos uno diferente, dándole un toque especial a cada una de ellas para que no resulten todas iguales.

Hotel hacienda zorita - 4

En el baño encontramos las comodidades habituales siguiendo la línea estética de todo el hotel. Así, la encimera del lavabo es de gresite negro, con un lavabo blanco encastado solo hasta la mitad. La grifería, de corte deliberadamente moderno, está empotrada en la pared.

Me gusta esta sencilla combinación entre el estilo rústico y el moderno, respetando por un lado el edificio restaurado en el que se ubica el hotel pero sin por ello obcecarse en tratar de reproducir una estética pasada que probablemente no agradaría a todos los visitantes.

Como pequeño e interesante detalle, cada villa viene marcada, además de con su correspondiente número, con el nombre de una variedad de uva. A mi me tocó una de mis favoritas, Syrah, con la que se produce precisamente uno de los mejores vinos de Hacienda Zorita.

Hotel hacienda zorita - 5

Mención aparte merece el pequeño jardín privado situado en la puerta de la habitación, donde pude disfrutar de una deliciosa siesta aprovechando los últimos rayos de calor que el sol salmantino tuvo a bien dedicarme antes de despedirse definitivamente del verano y dar la bienvenida al frío otoñal.

Sin duda, cinco estrellas bien merecidas tiene el Hotel Hacienda Zorita, probablemente uno de los mejores hoteles en los que me alojado estos últimos años. No resulta en absoluto pretencioso, y ofrece una perfecta combinación de tranquilidad y diseño con el extra de estar situado en un paraje envidiable de la cuenca del Duero.

Más información | Hacienda Zorita
En Decoesfera | Hotel Angelo en Pilsen, las mejores vistas del mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios