Una habitación.... ¿en naranja?

Síguenos

naranja.jpg

Siguiendo con el especial de colores para vuestras paredes (ya habíamos hablado del blanco, el rojo, el verde y el azul), hoy le toca al naranja, un color muy vital que conserva el movimiento del rojo, pero resulta menos agresivo.


Se trata de un tono alegre, ligado a la luz y la naturaleza, que resulta muy estimulante, lo que lo hace perfecto para un cuarto infantil o juvenil, es la forma perfecta de hacer alegre su habitación aún si el moviliario no es demasiado juvenil o si no queremos demasiados arreglos.


Además, se trata de un color que es muy habitual en algunos alimentos, por lo que también puede ser adecuado para combinar con las paredes de nuestra cocina, o para las puertas de las encimeras.


Pero también tiene un problema que vereís fácilmente en la imagen, y es que se trata de un color que debe aplicarse con medida o terminará causando un efecto estresante, preferiblemente combinado con tonos claros, como beige o blanco, ya sea en el mobiliario o en el resto de las paredes utilizando el naranja sólo para la pared de impacto, por ejemplo, en la pared de la cabecera de la cama del cuarto de los niños.


Además se trata de un color muy natural y lleno de luz, por lo que ganará mucho si lo aplicamos en una habitación luminosa, en la que haya ventanas, lo mismo también ganará mucho combinandolo con determinados elementos de aspecto natural como fibras o telas como el lino.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario