Sigue a Decoesfera

Decorar con rosa - 1

El rosa es un color muy poco utilizado. No me extraña, porque es bastante difícil de combinar y encima soporta el estigma de ser un color “ñoño”, como sólo apto para preadolescentes. Hoy voy a tratar de liberar esos prejuicios para que os atreváis a decorar con el rosa.

Lo bueno que tienen todos los colores es que admiten mucho tonos y matices. No hay un solo rosa, sino un abanico enorme que va desde un rosa palo, suave como el algodón de azúcar, hasta un rosa fucsia, intenso y provocador.

Empieza a lo grande

Decorar con rosa - 2

Si te apasiona el rosa, entonces no lo dudes y empieza a lo grande, pintando una pared de ese color, incluso una habitación entera, que el mundo es de los valientes.

Mi preferencia en este caso es utilizar un rosa intenso como pared de impacto, quizás de forma que contraste con muebles de un color armónico, como por ejemplo el azul o la madera, aunque con tonos grises y neutros también combina perfectamente.

Muebles de color de rosa

Decorar con rosa - muebles

Otra opción completamente válida es optar por muebles de color de rosa. Un sofá o unas sillas de ese color no pasarán desapercibidos y proporcionarán una nota de alegría a cualquier estancia, especialmente sobre fondos claros.

Lo malo en este caso es que cambiar de muebles es más caro que volver a pintar una pared, así que en realidad, hay que tenerlo muy claro a la hora de elegir un mueble rosa, especialmente si es algo con tanta importancia en un espacio como el salón. Ahora bien, si acertamos, éxito garantizado.

No hay nada que un textil no arregle

Decorar con rosa - textiles

Los textiles son la salvación de aquellos a quien nos gusta cambiar el aspecto de nuestra decoración sin tener que hipotecar un riñón, y con el rosa no haremos una excepción.

Alfombras, manteles, colchas, mantas, fundas de edredón, cortinas… con cualquier textil podemos darle un toque de rosa a cualquier estancia, y si luego no nos gusta como queda, tampoco habremos perdido mucho en el intento.

El rosa está en los detalles

Decorar con rosa - detalles

Si pintar no es lo tuyo, no te atreves con un mueble rosa o los textiles te dan alergia, entonces el rosa tendrá que estar en los detalles. Puedes recurrir a cuadros, ilustraciones, peluches, lámparas o pequeños muebles accesorios.

Espero que os hayan gustado estos consejos para atreveros a decorar con el rosa, y que las imágenes os hayan inspirado —hay alguna realmente preciosa—. A mi me ha enamorado la nevera rosa y las sillas del mismo color, aunque confieso que si algún día me atrevo, será con algún detalle o tal vez una cortinas.

Imágenes | Design Sponge
En Decoesfera | Se acerca la primavera, atrévete con el rosa en la terraza

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios