Sigue a Decoesfera

oxido.jpg

Hoy en nuestro especial acabados le toca el turno a uno mucho más complicado, de hecho no os aconsejo que lo llevéis a cabo vosotros mismos, a no ser que tengáis experiencia, sino que se lo dejéis en manos de un profesional, ya que el resultado puede al final, si no se hace con precisión, no ser el que esperabas.

¿En qué consiste la técnica de la pintura al óxido?

Como os digo se trata de una pintura más complicada que las anteriores, se trata de la superposición de distintos tipos de pintura para dar lugar a una pintura color óxido.

¿Cómo se lleva a cabo?

Aunque como te cuento no es conveniente que lo lleves a cabo tú mismo la teoría es sencilla:

  • pinta una pared de gris oscuro, y deja que se seque
  • una vez la primera capa esté seca tienes que aplicar una capa irregular de color teja o terracota, ahí viene el primer problema, la forma de aplicar la capa irregular es decisiva para el resultado final
  • por último hay que dar una capa de barnices y ceras que puedes comprar en cualquier tienda especializada, y es aquí donde se presenta el segundo problema, es muy difícil aplicar el barniz de la forma correcta

¿Para qué ambientes es adecuado este tipo de pintura?

Se trata de una pintura con un aspecto muy característico y que por tanto sólo puede utilizarse en situaciones determinadas.

Por ejemplo queda muy bien en casas de estilo rural pero sólo en algunos rincones, ya que en exceso puede llegar a ser demasiado.

También en ambientes rurales puede utilizarse como fachadas o como pared de impacto.

En Decoesfera | Claves para pintar
En Decoesfera | Otros acabados de pintura decorativa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario