Cuando la arquitectura se adapta al terreno

Sigue a

Arquitectura terreno 1

El otro día pudimos ver qué ocurre cuando el terreno se adapta a la arquitectura, una situación tan extraña como poco ortodoxa. Lo habitual es que la arquitectura se adapte al terreno, como vemos en este complejo hotelero en Canyon Point, Utah, un entorno singular que había que afrontar con tino.

A cargo del proyecto se encontraba el estudio i-10, formado por los arquitectos Rick Joy, Marwan Al-Sayed y Wendell Burnette, que han resuelto estupendamente la difícil papeleta que tenían entre manos, porque os aseguro que ubicar un programa tan amplio e intrusivo como un hotel a los pies de la pared de un cañon es todo un reto.

arquitectura terreno 2

A pesar de utilizar básicamente hormigón, que se contrapone con la piedra rojiza del cañón, y de que los volúmenes que componen el complejo son rectilíneos, totalmente alejados de las formas sinuosas que el viento y el agua han ido moldeando, el conjunto logra mantener una relación de simbiosis con la ladera donde se ubica.

Varias son las claves de que esta extraña pareja se lleve tan bien. En primer lugar creo que la poca altura de la edificación ayuda a que no se perciba como algo agresivo, además, al estar compuesta por volúmenes más pequeños dispuestos de forma ligeramente irregular, se consigue recrear un poco el perfil de la montaña.

arquitectura terreno 3

También es interesante que se haya utilizado arena local para la elaboración del hormigón, lo que le da un tono ligeramente anaranjado, terroso y no grisáceo como suele ser, así que es mucho más adecuado dadas las diferentes tonalidades que ofrece el entorno.

Otro punto crucial es el hecho de que no se haya tocado prácticamente ni una piedra de la ladera, sino que se han aprovechado sus salientes y entrantes para ubicar diferentes partes del programa. El ejemplo más claro es la gran roca que aparece en medio de la piscina como un peñón, aunque también hay otros rincones en los que se utilizan los recodos para crear espacios más privados.

arquitectura terreno 4

Tampoco conviene olvidar cómo se han enmarcado las vistas en cada habitación o incluso en las terrazas, convirtiendo cada trozo del paisaje en un gran cuadro. Puede parecer trivial, que cualquier ventana o abertura puesta ahí sería un cuadro, pero estoy seguro que su orientación, sus proporciones y su ubicación no han sido dejadas al azar.

Es cierto que las líneas rectas se enfrentan constantemente con las curvas del terreno, pero esta yuxtaposición no me parece algo negativo. Siempre he defendido que la integración con el entorno no es un ejercicio de mímesis, sino de respeto, de entendimiento, de sensibilidad, algo que destila este proyecto por cada poro del hormigón.

arquitectura terreno 5

Os dejo con una imagen nocturna del complejo, apenas una franja de luz entre el desierto y la majestuosa pared del cañon, como si fueran tiendas de un campamento. Sus tonos se fusionan con el paisaje, mientras que el ritmo de los volúmenes parecen diluir la dureza de sus formas cúbicas. El broche perfecto para un delicado ejemplo de cuando la arquitectura se adapta al terreno.

Vía | Designboom
Más información | Amangiri Resort
En Decoesfera | Cuando el terreno se adapta a la arquitectura

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios