Síguenos

hall

La promotora Landinosar, creada a partir de la unión del grupo Sarkis-Lagunketa y Trinosa Promoción, inauguraba a finales del mes pasado en el barrio bilbaíno de San Ignacio el complejo ‘Residencial Canarias’. Se trata de un innovador concepto de vivienda tutelada destinado a personas mayores de 60 años, el complejo consta de 56 apartamentos de alta gama.

En esta reinvención de la vivienda tutelada, el diseño ha ocupado un destacado lugar, en ese sentido, el creador internacional Modesto Lomba se ha sumado a la propuesta aportando la exclusividad de su firma, Devota&Lomba, a los ochocientos metros cuadrados que configuran las zonas comunes del edificio.

sala

Otro de los valores añadidos en este complejo residencial para mayores es la importancia que se otorga a los gustos y necesidades particulares de cada uno de los propietarios. En esta línea, destacan los servicios a demanda como comida a domicilio, peluquería, estética, limpieza doméstica, acompañamiento, lavandería o podología, entre otros.

Nuestro proyecto se inspira en las prestaciones y confort de un hotel de cinco estrellas, dotado de los últimos avances tecnológicos en atención personalizada y, todo ello, con unos precios asequibles. Nuestra inspiración ha sido el nuevo estilo de vida del que se disfruta a partir de los 60 y, por ello, hemos creado un complejo residencial a la altura de esas expectativas.

Esto es lo que ha explicado sobre el proyecto Lauren Arrizabalaga, uno de los administradores de Landinosar.

biblioteca

Los propietarios de los apartamentos pueden disfrutar de un entorno natural con vistas a la ría de Bilbao frente a la península de Zorrozaurre, donde se ha ideado un plan urbanístico que cambiará la fisonomía de la capital vizcaína. Además en ‘Residencial Canarias’ los mayores pueden cultivar aficiones como el deporte, la informática o la lectura, para lo que disponen de un gimnasio, una zona wifi o una biblioteca, que podemos ver en la imagen sobre estas líneas.

La carta de presentación de ‘Residencial Canarias’ viene lacrada con el sello de la firma internacional Devota&Lomba, que ha ideado una atractiva ambientación para las zonas comunes del edificio. Así, el creador vasco Modesto Lomba ha imaginado un universo en comunión con la naturaleza a través de formas orgánicas diseminadas de manera espontánea y siempre afines a un elemento común, el árbol. De esta forma, tanto los materiales como los equipamientos y colores están relacionados con esta figura.

Lomba ha generado un hábitat en el que se suceden espacios dentro de espacios y, a su vez, cada uno único y diferente con el fin de estimular las actividades que se desarrollan en cada una de las áreas. Estas estancias están estructuradas a su vez en torno a tres zonas ajardinadas de grava y bambú con cristaleras que vertebran el recorrido.

Más información | Devota&Lomba
En Decoesfera | Una residencia para abuelos minimalistas

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario