Un estudio en un armario bajo la escalera

Síguenos

Estudio

Ya le hubiera gustado a Harry Potter que le hubieran confinado en este cuarto bajo la escalera. El hueco en el cual su tío le obligaba a dormir no tiene nada que ver con este miniestudio en el que Christopher disfruta de refugio e intimidad, y donde trabaja con sus ordenadores.

Este pequeño hueco bajo la escalera se utilizó durante un tiempo como armario, dando servicio al loft de Christopher, pero un buen día decidió darle un cambio y utilizarlo como estudio-oficina. Para ello lo vaciaron de trastos y aplicaron pintura en la paredes, una de ellas se cubrió por completo con pintura pizarra, convirtiéndose en un enorme panel en el que organizar el trabajo y la agenda.

El suelo era de baldosa, y para darle calidez y comodidad se cubrió con losetas de moqueta, fáciles de colocar y reemplazar. La zona abuhardillada que corresponde a la escalera no es un problema a pesar de la inclinación, pues la parte más baja se ha dedicado a almacenamiento, colocando una estantería baja que funciona como archivo en la que se guardan los documentos.

Estudio

En una habitación tan pequeña hay que aprovechar todo el espacio posible, y la puerta se ha convertido en una biblioteca para los DVD. En la parte que tiene techo alto se ha ubicado el escritorio, con espacio suficiente para trabajar con dos monitores y un ordenador portátil. Poco más se necesita, tan solo unos cuadros y un lugar de descanso para el perro de la familia, y este antes anodino cuarto de los trastos ha quedado convertido en agradable minidespacho.

Ver galeria completa » Un estudio en un armario bajo la escalera (4 fotos)

Vía | Apartment Therapy
Más información | Christopher Sotelo
En Decoesfera | Una buena idea: armario bajo la escalera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios