Sigue a

Silla de oficina

Lo confieso: soy una afortunada que puedo trabajar la mitad de mi jornada laboral desde mi casa. Aquí tengo un escritorio con mucha luz, una mesa y una silla que es comodísima a la par que ergonómica. En esa silla, en la que paso horas y horas, se nota el roce y cada vez parece más vieja aunque solo tenga un par de años. Hoy quería compartir con vosotros la manera de limpiar la silla del escritorio para que os dure muchos años.

Lo primero que tenéis que hacer es pasar el aspirador tanto por el respaldo como por el asiento de la silla. En ambos se deposita mucho polvo al cabo del tiempo y es con el aspirador la manera más rápida de acabar con él. Otra solución mucho más drástica sería destapizarla, lavar por un lado el relleno y por otro la tela y volverla a tapizar, pero a lo mejor no necesitáis una limpieza tan exhaustiva.

A continuación vamos a tratar las manchas que hayan quedado en la tela. Para ello podemos usar lo mismo que para las tapicerías de los sofás, como es un limpiamanchas en seco o un trapo húmedo con jabón si la tapicería de la silla es más “de batalla”. Como decimos siempre, lo ideal es tratar las manchas en cuanto se producen, pero por si acaso ya tenéis remedios de emergencia.

Seguid limpiando las ruedas, primero con la aspiradora y luego con un trapo húmedo para retirar todo el polvo que pueda quedar y que cabe la posibilidad de que os raye el suelo. Si es posible, desmontadlas porque la mayoría de ruedas lo permite. Esta limpieza será más profunda y seguro que os gustará mucho el resultado.

Para finalizar, repasad las juntas de las diferentes partes, bien con el secador o bien con aire comprimido como el que se usa para limpiar los teclados de ordenador. Un último repaso con un trapo húmedo seguro que dejará vuestras sillas listas para cualquier ocasión.

Vía | Apartment Therapy
Imagen | Ikea
En Decoesfera | Cómo limpiar sofás tapizados en tela

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios