Sigue a

Justin trabajando en su escritorio sobre arena de playa.

Tal vez sea una obsesión mía, pero nada me gustaría más que poder trabajar mirando al mar o directamente en el mar. Debo de ser una de entre muchos porque he encontrado un diseñador que, no pudiendo llevarse su equipo de trabajo a la playa, ha decidido llevar la playa a su zona de trabajo y ha colocado su escritorio sobre arena de playa.

El nombre de este artista es Justin Kemp y para mí queda nombrado como uno de mis héroes de todos los tiempos. Lo que ha hecho justin es situar bajo su mesa de trabajo un cajón de arena de playa donde apoyar sus pies durante sus jornadas laborales.

Detalle del escritorio de Justin.

Si os fijáis bien, la torre del ordenador reposa sobre una tabla para conseguir que le entre la menor cantidad de arena posible (aunque sospecho que algo de arena le entrará) y por lo demás, tiene lo que todos tenemos en nuestra zona de trabajo: una mesa y una silla cómoda. En la propia entrevista, Justin me da la razón a lo primero que pensé cuando vi este invento y es que tiene arena por toda la casa, ya que le es imposible limpiarse bien los pies cuando sale del cajón (me imagino que si le llaman a la puerta a lo mejor no le da tiempo a hacerlo correctamente).

Pese a los inconvenientes (y a la posibilidad de que mi gato le diera “otros usos” a la arena), a mí no me importaría trabajar en un entorno tan relajante como Justin. ¿Vosotros cómo lo veis?

Vía | Gizmología
Más información | Setups & Spaces

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios