Síguenos

Una cocina de un loft.

Los lofts son espacios muy especiales y por lo tanto requieren soluciones decorativas especiales. Enfrentarse a la decoración de un loft donde en teoría la mayoría de las habitaciones quedan integradas en un solo espacio no es tarea fácil, sobre todo para unificar los estilos.

La cocina es posiblemente la estancia más complicada de integrar en un loft porque, además de la decoración, hay que integrar las actividades que se hacen en ella en el resto de la casa sin que tenga ciertos inconvenientes como olores o suciedad que puede invadir el resto del espacio. Hoy os propongo varias soluciones para que vuestras cocinas sean una parte de la casa sin restar importancia al resto de ambientes.

Una cocina de un loft vista desde arriba.

En primer lugar, tenéis que pensar cuál va a ser el espacio en el que os vais a mover para cocinar. Aquí entra no sólo los fuegos, sino también la zona de trabajo. Muchas personas apuestan por amueblar una pared como si fuera una cocina y piensan que con eso ya han realizado su misión pero luego hay que decidir dónde se come. Es el momento de preguntaros si vais a comer en la zona de cocina, instalando una mesa de comedor o una barra americana o bien comer en la zona de salón.

También os tenéis que preguntar dónde guardar no sólo los instrumentos de cocina sino también la comida. Hacer un hueco para la despensa es una solución muy acertada, ya sea en la misma zona de cocina o en algún saliente del loft donde se puedan poner estanterías o almacenar alimentos no perecederos. Otra opción que tenéis es hacer como el propietario de la casa que veis al principio del post, que es colocar las sartenes y cazos colgando del techo para aprovechar mejor el espacio.

Los electrodomésticos también deben ser tenidos en cuenta, ya que al no tener puerta el espacio donde se cocina, hay que conseguir un buen extractor de humo y hornos herméticos. Lo ideal es que cerca de la zona de cocina haya una ventana para evitar que toda la casa huela a comida.

La iluminación de la cocina de un loft es importante.

Los lofts son conocidos por tener los techos altos, pero para cocinar, como para realizar cualquier trabajo, es imprescindible que haya buena luz, por lo que os recomendamos que instaléis buenas bombillas tanto en la zona de trabajo como en las inmediaciones de los fogones para poder comprobar el estado de los alimentos en todo momento. No dudéis en poner todas las lámparas extras que necesitéis aunque en el resto de la casa la luz sea más insinuante. En teoría no vais a tener cenas románticas en la cocina, mientras que sí que necesitaréis toda la luz posible para no cortaros un dedo mientras cortáis el jamón.

Por último, os voy a dar el consejo que nadie os dio cuando adquiristeis el loft: pensad en instalar un suelo diferente en la zona de la cocina. El suelo de la cocina es el que más sufre por las salsas o los líquidos que se os caen en él. La grasa que salta de la sartén mientras freís, o un poco de caldo que rebosa de un plato. Da igual la situación: el sielpo de la cocina es el más castigado de la casa. Os recomiendo que procuréis poner un suelo especial en esta zona o lo protejáis con algún tipo de alfombra que recoja todos estos restos. Creedme, me lo agradeceréis.

Imágenes vía | Loft Life
En Decoesfera | Lofts

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios