Sigue a

Un salón en negro.

El negro ha vuelto para quedarse. De hecho, como dicen los modernos, “el negro es el nuevo negro” y como tal invade nuestras casas incluso ahora que estamos con un ánimo, digamos, más floral. No es que piense que en todas vuestras casas haya un piano (típico mueble negro negrísimo con pocas posibilidades de alegrar una estancia), pero seguro que tenéis ciertos muebles que no podéis o no queréis cambiar pero sí que os gustaría aportar más luz a esa estancia. He aquí varias ideas:

  • Aprovecha los puntos de luz directa e indirecta sobre los muebles oscuros. Un foco sobre cierta estantería o una lámpara de mesa seguro que le da otro aire a ese mueble negro que os oscurece tanto el ambiente. Ya sabéis que la luz indirecta da un ambiente cálido y acogedor, ¿verdad?

  • Coloca objetos decorativos con colores claros encima o alrededor del mueble negro. Cuadros, flores, velas… lo que se os ocurra sin caer en el barroquismo (entiendo que no os han puesto una pistola en el pecho para elegir el negro, así que tampoco hace falta que ocultes una silla negra detrás de un cuadro gigante).
  • Utiliza los espejos. De este modo no romperás la unidad cromática pero ganarás profundidad e iluminación en la estancia. Buena idea, ¿eh?

Un salón con toques negros.

  • Utiliza una gama de grises para darle más luz a la estancia.
  • Un televisor negro también te dará un aire distinto porque podrás jugar con una textura diferente. También funciona con otros aparatos eléctricos como una minicadena o altavoces.
  • Juega con elementos de forja que dejan pasar la luz a través de ellos (y siguen siendo negros).
  • En decoración, no siempre es cierto que el marrón y el negro no combinen. Haz la prueba y seguro que te sorprenderás.
  • Coloca el mueble negro cerca de una ventana para ganar luz de esta manera.

¿Se os ocurren otros trucos?

Imágenes vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Decoración en negro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios