Sigue a Decoesfera

valentin-mesa.jpg

Yo no soy amiga de celebrar San Valentín, pero sí de poner unas mesas bonitas. Cualquier menú, cualquier celebración y cualquier reunión ya sea de pareja o de amigos, son mejores con una mesa bien puesta, con interés y cariño.

Si pensáis que una mesa para San Valentín tiene que estar llena de corazones y cursiladas, no seré yo quien os contradiga, ahora, que antes prefiero que se abra la tierra y me trague, a que se me indigeste tanto pastel. He buscado mesas que nos digan algo, que nos impacten y que sirvan para todos los gustos.

san valentin-azul

Los manteles deben estar acorde con el resto de la decoración. Muchas veces tenemos preciosos manteles de hilo bordado, rematados con encajes o brocados que llevan tiempo en un cajón y nunca nos decidimos a utilizar, estas celebraciones son el momento adecuado.

A pesar de que me gustan mucho los manteles, tengo que reconocer que si tienes una mesa de madera bonita, es genial poder lucirla y podríamos decantarnos por unos mantelitos individuales, como estos que la decoradora Caitin Leffel nos recomienda, de hilo con vainica, con sus servilletas a juego. Si tu mesa está un poco ajada o no tiene un sobre lucible, una simple tela de color servirá para poner debajo de los individuales.

elegant decorating

Una vajilla especial, quizá de almoneda o de herencia, que luego nos guardaremos mucho de meter en al lavavajillas para que no se estropee, le dará un toque vintage muy elegante. A veces estas vajillas nos llegan incompletas, ¡que no te importe!

Se pueden mezclar vajillas sin problemas, poner el plato llano de una, el sopero de otra y un bol de una tercera, siempre que se haga con gracia. Mirad el efecto desde lejos, porque es la típica cosa que puede quedar genial o un churro.

Normalmente hay que escoger entre candelabros con velas o centro floral, pero en esta ocasión lo mejor será tener los dos, ya que no seré yo quien rompa la tradición universal de cenar en San Valentín a la luz de las velas (y además es un ahorro energético enorme). Si tenéis las velas del mismo tono que los dibujos de la vajilla y las flores del centro el resultado será espectacular.

valentin-flores-velas

La cubertería es fundamental. Nada que mate más rápidamente la sofisticación de una mesa bien puesta como unos cubiertos feos o vulgares. Buscad una cubertería bonita, en las tiendas de decoración tenéis montones de modelos para elegir cada cual a su gusto. Si ni encontráis ni queréis gastar, un lazo atado cogiendo los tres cubiertos queda decorativo y original.

valentine-countryliving

Ahora vamos con los bajoplatos y los platitos del pan. Personalmente me encantan, ya sean de colores, de de cristal, de plata, alpaca o derivados o incluso de rattan. Le dan a la mesa un toque de celebración.

Los platitos del pan con sus pañitos son decorativos e impedimos que las migas de pan se repartan por toda la mesa y que estén en contacto con el metal (si los platitos son de metal) ya que se suelen limpiar con productos químicos.

san velentin cierre

Por último, os dejo una clásica mesa de Valentine´s Day, para que no digáis que soy una sosa. Ustedes lo celebren bien

Imágenes | Delish, Free Home, Design by Gollum, Country Living, Crafty Love
En Decoesfera | Corazones de papel para decorar en San Valentín

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario