Sigue a Decoesfera

Invader con azulejos

Tenemos que confesarlo: la idea de usar azulejos como pixeles para decorar fue fruto de una completa casualidad, ya que acabábamos hacer una pequeña remodelación en el baño y nos encontramos con que nos sobraban bastantes azulejos.

Dándole vueltas sobre que hacer con ellos —nos gusta darle alguna utilidad a los materiales que sobran—, se nos ocurrió que podían convertirse en unos pixeles gigantes perfectos para decorar una pared con algún motivo clásico.

El primer paso era elegir un motivo interesante para ser reproducido facilmente mediante este método. Dado que somos un tanto frikis y aficionados a los videojuegos, la idea de crear un invader —del videojuego clásico Space Invaders— salió prácticamente sola.

Teniendo en cuenta que los azulejos tenían unas medidas de 10 × 10 centímetros, y el invader se compone de once pixeles de ancho y ocho de alto, iba a tener una medida de, aproximadamente, 1,20 metros por 87 centímetros, teniendo en cuenta una separación entre azulejos de un centímetro.

Colocando invader con azulejos

Tuvimos suerte, porque en la oficina disponíamos de una pared bastante grande y vacía, en la que aún no teníamos claro que colocar. La decoración allí es bastante sencilla y moderna, así que el invader iba a encajar a la perfección.

Lo primero que hicimos fue buscar en internet alguna imagen del invader de buena calidad en la que se apreciaran bien los diferentes pixeles que lo componen. Estamos familiarizados con programas de ilustración, así que no tardamos en tener un croquis impreso con la disposición de los cuadrados.

Una vez que tenemos un papel con el dibujo como guía, los azulejos necesarios y la pared, es el momento de hacerse con un buen adhesivo para colocarlos. Nosotros usamos adhesivo No más clavos, pero seguramente hubiera quedado igual de bien con otro producto parecido, ya que los azulejos pesan muy poco, y con una pequeña cantidad será suficiente.

Colocando invader con azulejos

Sabiendo la medida que acabará teniendo el invader, podemos marcar con un lápiz en la pared el espacio que va a ocupar, para saber bien donde empezar a colocar azulejos y que no surjan problemas después.

En cuanto a la separación entre azulejos, nosotros lo hicimos a ojo, y ya veis que el resultado es bastante bueno. Tampoco se trata de alicatar una cocina, así que a ojo será más que suficiente. Eso si, es muy recomendable disponer de un nivel, para ir colocando cada azulejo perfectamente recto.

Esperamos que os animéis a probar esta técnica decorativa en algún rincón de vuestra casa, sin duda sorprenderéis a vuestras visitas.

En Decoesfera | Salero y pimentero de Space Invaders

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios