Síguenos

martha-stewart-tarjetasmld1

Estos últimos años recibía muy pocas tarjetas de felicitación navideñas, la verdad. Casi todo el mundo mandaba por mail o incluso por whatsapp una foto de sus niños o un duende con mi cara bailando y cantando algún villancico con voz de pito (seguro que también los habéis recibido). Pero este año, no sé por qué, muchos de mis amigos han decidido volver a los envíos por correo tradicional y en esta semana me he encontrado con un montón de tarjetas deseándonos los mejor.

Hasta aquí fenomenal, pero me gustaría seguir con la tradición de exponerlas y que formen parte de la decoración navideña. En casa de mis abuelos solían ponerlas en la chimenea (no dentro, mal pensados) sino en la repisa y les encantaba comprobar cuantos amigos y parientes se acordaban de ellos, casi todo eran cuadros clásicos. En casa de mis padres se colocaban sobre la consola grande del recibidor, detrás del Misterio y eran fotos de los hijos de los amigos y así cada año podías comprobar cuanto habían crecido y lo monos que se estaban poniendo (o no). Pero yo ni tengo chimenea, ni consola grande, la mía es tan pequeña que sólo caben las llaves y gracias, así que me he lanzado a buscar ideas para que se vean todas mi tarjetas de felicitación.

decoracion-arbol-de-navidad-hecho-con-cordel-

La primera idea que me ha gustado es la del árbol de Navidad realizado con lana, en la pared. Se puede poner en la pared del vestíbulo e ir sujetando todas la felicitaciones con algunas pinzas de colores. Tengo unas con mariquitas que me encantaron y pueden servir genial para este cometido. Así todos los que vengan a casa podrán ver su tarjeta en lugar preferente.

Otra idea es ir colgándolas de una guirnalda verde, que se puede poner sobre un espejo o alrededor de la puerta del salón e ir alternándola con bolas brillantes, lazos o si la ponemos en el pasillo en la puerta de los dormitorios se pueden poner bastones de caramelo y pequeños peluches.

corona tarjetas

También se pueden colgar del árbol, haciéndoles un pequeño agüjerito y poniendo una cinta o cordel de colores, es importante pegar una arendalita de plástico para que no les den un tirón sin querer y se rasgue la tarjeta. O incluso se pueden poner colgando de la mesa del Nacimiento, si la tenéis tapada con unas faldas o rodeándola por una cinta ancha del mismo tono del resto de la decoración.

Me ha gustado mucho la sugerencia de una corona de pinzas verdes y rojas para ir colgándolas. Todavía no sé cómo ir colocando las tarjetas, pero voy a tener que darme prisa o terminarán las fiestas y seguiré con mis felicitaciones amontonadas en una estantería. Se admiten sugerencias.

Imágenes | Srta Limón, Martha Stewart, Charhadas
En Decoesfera | Navidad

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario