Sigue a

Corazón realizado con hilo

Ahora que se acerca una fecha tan señalada como es San Valentín, puede ser un buen momento para atreverse a regalar algo original y hecho por nosotros mismos a esa persona especial que nos acompaña día a día, además de aprovechar para reciclar algunas maderas que tengamos almacenadas de bricolajes anteriores.

Por todos estos motivos, este corazón realizado con hilo rojo nos ha parecido un bricolaje muy interesante, además de un complemento decorativo genial para una casa, y por eso hemos querido compartirlo con todos vosotros, a ver si os animáis a intentarlo —nosotros seguro que si—.

Para poder llevar a cabo este original corazón de hilo tan solo será necesario disponer de una madera de las dimensiones que queramos —o necesitemos—, papel, un buen puñado de clavos largos, hilo rojo —o de cualquier otro color que nos guste— y un martillo.

Corazón con clavos

Comenzaremos por colocar un papel sobre la madera, en el cual dibujaremos nuestro corazón. A continuación habrá que ir clavando los clavos —valga la redundancia— a lo largo del trazo que hemos dibujado, y con una separación no muy grande, quizás de unos dos o tres centímetros.

Es importante, lógicamente, que no se introduzcan los clavos enteros en la madera, si no que habrá que clavarlos hasta dejar unos dos centímetros fuera. Por este motivo es interesante que los clavos sean más bien largos, para que después aguanten bien el paso del tiempo y no acaben cayéndose.

Detalle de corazón de hilo

Y ahora la parte más divertida y entretenida: hay que atar un extremo del hilo en uno de los clavos y comenzar a liarlo pasando de unos clavos a otros. Esto no es una ciencia exacta, ni mucho menos, así que tendréis que ser creativos y hacer el recorrido que os dé el resultado que más os guste. En este paso es importante mantener el hilo siempre tenso y pegado a las cabezas de los clavos, para que luego tenga ese aspecto “flotante”.

Ahora será el momento cortar el hilo, atar el extremo en un clavo, dar unos pasos atrás y contemplar la bonita obra que acabamos de crear con nuestras manos y unas sencillas herramientas. La persona a la que se lo regalemos sin duda quedará gratamente sorprendida.

Corazón realizado con hilo rojo

Y no penséis solo en un corazón para regalar en San Valentín, este es un bricolaje que tiene muchas posibilidades. Se nos ocurre, por ejemplo, una madera pintada de blanco con una palabra escrita con hilo negro, o una madera oscura con un gracioso sol elaborado con hilo amarillo. Incluso se puede jugar con diferentes colores de hilos.

Vía | Green Wedding Shoes
En Decoesfera | Una buena idea: dibuja con cuerdas en la pared

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios