Sigue a

Una pared decorada con washi tape

Desde que me atiborro a leer blogs de madres he descubierto la washi tape. En estos blogs tienen predilección por ella, y a la vista de la cantidad de modelos que hay en el mercado, no me extraña. Para los no iniciados os contaré que la washi tape es la cinta adhesiva de toda la vida pero con dibujos bonitos por la parte que no pega. Sirve para lo mismo que sirve la cinta adhesiva (envolver regalos, pegar papel…) pero haciendo la tarea más bonita si cabe.

Dándole vueltas al asunto, pensé que tenía que haber alguna manera de que este objeto de papelería llegara a la decoración y la verdad es que en la blogosfera hay muchos ejemplos de cómo se puede usar y que quede bonito. La decoración con washi tape que os traigo hoy no os llevará más de una hora a lo sumo y el resultado es espectacular.

Detalle del ángulo de Washi tape

La dueña de la casa decidió que su pared le aburría y que quería modificarla con esa cinta adhesiva tan chula que tenía por casa. Si queréis imitarla, lo primero que tenéis que hacer es pensar, sobre el papel, cuál es la forma que queréis darle y armaros de paciencia para que no se os tuerzan las rayas.

Fijaos cómo se ha usado la washi tape para enmarcar los sitios donde van las sillas, con lo que la pared ha dejado de estar desnuda, con la facilidad de que si en algún momento se quiere retirar o cambiar por otra, la cinta adhesiva se puede quitar sin dejar residuos (ojo si pensáis que vais a querer quitarla porque hay distintos grados de adhesión y una que se pegue mucho puede desconcharos la pintura). ¿Le hacemos un hueco a la washi tape en nuestra maleta de decoradores?

Vía | Pencil Shaving Studio
En Decoesfera | Recicladecoración: decora botellas con cinta adhesiva

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario