De Isabel II de España a Gustavo III de Suecia. Cómo transformar muebles al estilo gustaviano

Síguenos

Cómoda gustaviana


Este post surge para dar respuesta a una de las dudas que habéis formulado en nuestra sección de Decoesfera Respuestas: cómo transformar un mueble antiguo al estilo gustaviano.

Todos tenemos por casa algún mueble antiguo, del que no nos queremos deshacer pero que se mata con nuestra decoración. Una buena manera de darle nueva vida es utilizando las diferentes técnicas de pintura decorativa.

Cada restaurador tiene una forma de hacer las cosas, ninguno de los restauradores con los que he trabajado a lo largo de los años hacía nada igual, depende del país, la generación o simplemente del maestro que hayan tenido. En restauración todo puede ser reversible si se hace bien. Con esto quiero decir que si dentro de un tiempo deseas que el mueble recupere su aspecto original, podrás conseguirlo siguiendo una serie de pautas concretas y que nos van a servir siempre para cualquier tipo de restauración o transformación.

Alacena gustaviana

Limpieza

Lo primero es que el mueble debe estar muy limpio. Debemos hacer desaparecer el barniz viejo, así que nos haremos con una lana de acero 000, que podéis comprar en cualquier tienda de manualidades o incluso grandes almacenes. Haremos una mezcla con esencia de trementina y alcohol a partes iguales (es importante trabajar en un lugar bien ventilado porque el olor del aguarrás puro es muy intenso).

Banco de rejilla gustavinao

Limpiaremos todo el mueble hasta retirar el barniz viejo. Estamos partiendo de la base de que el mueble al ser antiguo, está barnizado con barniz natural o de muñequilla. Si fuera un mueble barnizado con sintético, deberíamos comprar decapante y utilizar una rasqueta o espátula, los restos del decapante se quitan con disolvente.

Lijado

Una vez limpio el mueble se lijará a conciencia, porque un buen lijado es fundamental para un acabado perfecto. Posteriormente se retirará la suciedad con un trapo impregnado en alcohol para conseguir una superficie impoluta. Con nuestro mueble bien limpio y perfectamente lijado comenzaremos con la pintura.

armario gustaviano

Pintado

El estilo gustaviano es muy luminoso, se trata de muebles neoclásicos nórdicos. Habitualmente suelen ser colores en la gama de los verde-azul-gris, o el comunmente llamado blanco roto o blanco envejecido. Si el color es uno determinado para coordinar con una tapicería o un papel pintado, conviene llevar un trozo de la tela o del papel a la tienda de pintura donde mezclarán hasta hacerte el color que deseas, siempre mate.

Mesilla Annie Sloan

Un truco que a veces se utiliza, suponiendo que el mueble, aunque antiguo no es una pieza de museo, y siempre se usa en muebles recién comprados, es que en caso de que vieras que los poros de la madera están muy abiertos conviene darle una mano de tapaporos, gastarás menos pintura y menos tiempo.

Los materiales que vas a necesitar son: en caso de un mueble muy grande como una cómoda o un armario, un rodillo pequeño y una brocha pequeña para los detalles como patas, molduras, etc. (si la brocha es nueva no olvides darle un hervor en vinagre, fundamental para que no pierda pelo) Si el mueble es pequeño te arreglarás con una brocha mediana. Al ser para pintura no hace falta que sean unas brochas buenísimas, con unas corrientes (tampoco malas, que esas son para decapante), se puede pintar bien.

atelier Annie Sloan

Hay que pintar el mueble del color escogido, cargando bien la brocha, pero que no gotee. Una vez pintado todo el mueble se esperará que esté completamente seco, 24 horas o quizá más en invierno en zonas húmedas. Entonces le pasaremos suavemente una lija de agua por si hubiera desperfectos. Ahora debemos decidir si nuestro gustaviano va estar envejecido o no.

Si es que no, repetiremos la operación con una segunda capa y el pintado de blanco o dorado de las molduras si las tiene y así lo deseamos, protegiendo los alrededores de las mismas con cinta de pintor, rematando, tras el secado y posterior lijado con una fina capa de barniz transparente mate que protegerá al mueble de golpes, etc.

pata de velador Annie Sloan

Envejecido

En el supuesto de que queramos envejecer nuestro mueble, dándole un acabado decoupage, empezaremos a pintar de nuevo y antes de que se seque retiraremos parte de la pintura con un trapo de algodón o hilo ligeramente impregnado en esencia de trementina (aguarrás puro), dejando que se vea la madera de debajo. Posteriormente se esperaran los tiempos de secado y si se desea se le puede pasar un trapo con betún de Judéa (muy poca cantidad y muy difuminada para que no emborrone nuestro color). También conviene darle una mano de barniz para proteger, siempre mate y transparente.

Animáos a transformar un mueble anticuado o en crudo al estilo gustaviano.¡Os sorprenderá el resultado!

Más información | Annie Sloan
En Decoesfera | Acabados de pintura decorativa El trapeado

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario