Antes y después: sillas lacadas en amarillo

Síguenos

sillas antes

Si consigues unas sillas antiguas de madera pero en buen estado puedes incorporarlas a un hogar de estilo moderno con un simple lacado, tal vez el amarillo no sea el color que más te gusta, pero puedes elegir cualquier otro tono. El procedimiento es de lo más sencillo, sólo hay que lijar suavemente para que la pintura agarre bien y después con cuidado darles un par de manos.

La pintura para madera tiene que ser de aceite y no de agua, en la tienda dónde sueles comprar la pintura el vendedor te puede aconsejar sobre cual es la más recomendable. Hay que acordarse de proteger el suelo, porque las manchas de este tipo de pintura son difíciles de quitar, es necesario utilizar disolvente y puede dañarse el suelo según de que material sea.

sillas despues

La verdad es que el amarillo no suele ser el color que a mi más me gusta en decoración, dentro de los tonos cálidos suelo preferir por ejemplo naranja o fucsia, pero sin embargo he de reconocer que esta combinación de comedor con la mesa lacada en negro y las sillas en amarillo intenso me ha encantado, el contraste queda muy bien.

Hay comercios que venden muebles de segunda mano, si no queremos gastar mucho dinero en decorar la casa, es una buena opción la de comprar muebles de madera viejos a buen precio y renovarlos al mismo tiempo que les damos un toque personalizado con un lacado en pintura de color. Esto no solo sirve para sillas, también para mesas, consolas, muebles del almacenaje… y en general cualquier mueble de madera en el hogar.

Vía | Design Sponge
En Decoesfera | Cómo pintar y renovar un mueble de madera paso a paso

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario