Renovar tu dormitorio en diez pasos

Sigue a

Un dormitorio diferente.

Deja de ponerte excusas. Sabemos que la mayor parte del tiempo que pasas en tu dormitorio lo haces con los ojos cerrados y con la luz apagada, pero eso no es motivo para que descuides su decoración. ¿Cuándo fue la última vez que lo renovaste? Ajá, me lo temía. Pues hoy os voy a dar diez trucos sencillos para que tu dormitorio parezca otro ¡y sin invertir mucho presupuesto!

1. Cambia la colcha. Es mucho más económico que cambiar las cortinas y además en invierno puedes aprovechar para poner un edredón calentito para pasar los fríos.

2. Si cambiar la colcha se te sale del presupuesto, escoge una manta de viaje que quede bien con tu edredón y dóblala a los pies de la cama. Dará un aire distinto al dormitorio con una inversión pequeña.

3. Pon cojines encima de la cama. Un par de cojines quedarán perfectos y darán una mayor sensación de que es acogedora. (Y sí, los peluches sobre la cama dejaron de molar cuando cumpliste 20 años)

4. Repinta la pared. Una vez más, si tu presupuesto es escueto, crea una pared de impacto donde tengas el cabecero pintándola de un color distinto.

5. Cambia el cabecero. Aquí no me explayo porque en Decoesfera os damos ideas al respecto casi todas las semanas.

6. Añade complementos a tu mesilla. Aquí no te pases recargándola ya que sirve para lo que sirve. Pero nunca está de más poner una flor o un adorno que la haga más personal.

7. Cambia las lámparas, tanto las del techo como las de las mesillas. Elige la que más se adecue al uso que le das al dormitorio, si es que eres de los que leen en la cama o simplemente duermes en ella. Una vez más, si no tienes un presupuesto muy holgado, limítate a cambiar la pantalla de las lámparas.

8. Busca un espacio para crear un tocador, si es que no te puedes permitir uno de verdad. Un pequeño espejo servirá (aunque vaya contra las normas del feng shui, de eso hablamos en otra ocasión).

9. Elige un motivo nuevo para poner sobre el cabecero. Muchos sois los que tenéis sobre vuestras camas un cuadro de angelitos, o una foto de una ciudad, o algo abstracto. Atrevéos a cambiar y guardad una temporada ese cuadro para sustituirlo temporalmente por otro.

10. Efectivamente, lo que estabas esperando: cambia las cortinas. Este es uno de los consejos más caros que os he dado pero merece la pena porque es lo primero que se ve en una habitación y lo que más salta a la vista cuando entras.

Imagen vía | New York Times

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios