Las vigas, protagonistas en esta suite en Holanda

Sigue a Decoesfera

vestidor-holanda-portada

Este dormitorio es una clara muestra de la manera de separar ambientes sin necesidad de tabicar un espacio. Se trata de una casa con doble techado, tradicional de las montañas de Holanda. Un enorme espacio abierto, de altísimos techos con las vigas de madera vistas, y que está separado por paneles.

Se trata de un trabajo del arquitecto holandés Carl Hans Boomsma, quien ha diseñado un espacioso dormitorio con un vestidor y baño completo, sin necesidad de que las separaciones lleguen hasta el techo.

vestidor-holanda

Esta casa, ubicada en Oud-Valkenburg, cerca de Limburgo en Holanda, una pequeña villa medieval, que cuenta con dos castillos y varias iglesias barrocas, se ha remodelado con la intención de que mantuviera su fachada original pero un interior totalmente moderno.

Aunque toda la casa es espectacular, me ha gustado especialmente el dormitorio principal con su vestidor, perfectamente organizado y su elegante cuarto de baño, en tonos grises, que da la entrada al dormitorio.

vestidor-dormitorio

El salón de la casa se ha dejado con doble altura para que se vean las vigas, mientras que en la cocina se han bajado los techos, para que el tradicional techo a dos aguas, con sus vigas de madera antiguas recién barnizadas cobren protagonismo en la suite principal.

vestidor-separación

Lo que delimita los espacios es el suelo, que cambia de moqueta a baldosin en los dominios del cuarto de baño. El dormitorio está separado del vestidor por un muro que tiene incorporado la tele y está tapizado con un bonito papel de hojas grises, por el que sube el tubo metálico de la calefacción. En cuanto a los adornos, llaman la atención diferentes detalles, siempre en madera muy rústica para compensar los grandes espacios blancos de las paredes.

El vestidor se divide en dos partes. En una de ellas, una isla central llena de cajones con el sobre tapizado en piel de avestruz, color blanco roto y las cajoneras bajo las baldas aseguran suficiente espacio de almacenaje. En la otra parte del vestidor, un tocador se ve contra la pared del cuarto de baño e imaginamos que el armario de colgar.

vestidor-baño

Una buena idea, sencilla pero cálida, de dividir una estancia tan grande, con las vigas originales de la casa como protagonistas indiscutibles.

Más información e imágenes | Carl Hans Boomsma
En Decoesfera | Casas poco convencionales: iglesias convertidas en hogares

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios