Sigue a Decoesfera

Un cabecero de cojines

Siempre me gusta pensar en mi dormitorio como en un lugar blandito y relajado, donde la felicidad va de la mano con la decoración. Pues bien, estas han sido las sensaciones que he tenido cuando he visto el cuarto que veis sobre estas líneas, en el que han creado un cabecero de cojines.

Para realizar este cabecero, solo necesitaréis cojines cuadrados (o almohadas si no pesan mucho) forrados con la tela que más os guste. En el caso que veis sobre estas líneas, la tela era blanca menos en los dos del extremo en los que había un par de rayas.

Si os animáis, tendréis que clavar al menos los extremos superiores, bien las dos telas o mediante una alcayata o un cuelgafácil por dentro con cuidado de que no se desgarre la tela. Otra opción es coserle un par de cuerdas al extremo y colgar el cojín de las mismas, aunque imagino que se perdería algo del impacto. En el caso que os propongo me gusta un montón que se salga una fila de cojines por el lateral, creo que queda más dinámico.

En fin, ¿os animáis a crear un cabecero de cojines? A mí me gusta, y si están bien puestos hasta me serviría para leer en la cama. Eso sí, habría que estar muy atentos a la limpieza porque en seguida empiezan a acumular polvo si no los mueves.

Vía | Freshome
En Decoesfera | Hazlo tú mismo: un cabecero de patchwork

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios