Sigue a Decoesfera

El mercado de los robots aspiradores está en plena ebullición. Lo que empezó como algo anecdótico y curioso se ha convertido en algo bastante habitual, y estoy seguro que muchos de vosotros estáis valorando la posibilidad de adquirir uno de estos aparatos.

Para ayudaros en la difícil tarea de la compra, he preparado una comparativa de robots aspiradores entre dos de los modelos más significativos. Por un lado la iRobot Roomba 581, la marca referencia y pionera. Por el otro, el Neato XV-15, a cuya presentación pudo asistir mi compañera magenta , y que sigue una línea estética y tecnológica diferente al resto.

En el vídeo podéis ver un resumen muy gráfico de la comparativa, que he organizado en “rounds” enfrentando ambos robots en aspectos básicos como diseño, facilidad de uso, potencia de aspiración, precisión… y si seguís leyendo, podréis encontrar una descripción detallada de cada punto.

Round 1: Diseño y apariencia

Comparativa Neato Roomba - 1

Aunque la misión de un robot aspiradora no es otra que aspirar, no podemos pasar por alto algo tan importante como el diseño, pues si cuidamos cada detalle de la decoración de nuestro hogar, luego no es plan de meter en casa un aparato poco atractivo para que se pasee de aquí para allá.

Así, no hace falta ser ningún experto para constatar que el diseño de la Roomba es más acorde con los tiempos que corren: sencillo, sobrio y elegante. El Neato, por contra, presenta un diseño bastante tosco, tanto en acabado como en sus líneas y formas. Quizás sea su inspiración en tecnología militar, pero no resulta demasiado agradable a la vista.

Round 2: Facilidad de uso

Comparativa Neato Roomba - 2

Como todo hombre que se precie, ignoré el manual de instrucciones que venía con ambos robot, poniendo a prueba la facilidad de uso de los aparatos.

En este apartado, tanto la Roomba como el Neato sacan buena nota. Son fáciles de poner a cargar, para que empiecen a limpiar solo hace falta apretar un botón, el depósito y los filtros se desmontan y limpian de forma sencilla e intuitiva… y tampoco hace falta ningún máster para programarlos a alguna hora en concreto, el día que queramos.

Quizás en este punto el Neato XV-15 esté ligeramente por encima de la Roomba, sobre todo gracias a la pequeña pantalla de la que dispone, y que nos da acceso a un menú con las opciones disponibles. Pero como he dicho, ambos robots aspiradores son fáciles y sencillos de usar y configurar.

Round 3: Ruido en funcionamiento

Comparativa neato Roomba - ruido

El ruido en funcionamiento un punto bastante importante, especialmente si pretendéis usar el aspirador mientras estáis en casa. Un ruido excesivo puede resultar demasiado molesto, y a la larga dejaremos de usar el aparato.

En ese sentido, el Neato XV-15 presenta un grave problema. Hablando claro, hace un ruido del carajo. Parece como si fuera a despegar un avión en el pasillo o tuviéramos la lavadora centrifugando en el salón. Se oye incluso de una habitación a otra con la puerta cerrada.

No es que la iRoomba 581 sea super silenciosa, pero sí lo suficiente como para poder dejarla limpiando una habitación mientras se está en la contigua sin que el ruido llegue a molestar.

Round 4: Potencia de aspirado

Comparativa neato Roomba - potencia

Otro aspecto clave es la potencia de aspirado, la capacidad para absorber la suciedad, aunque sea algo más que polvo.

Es en este punto en la que el Neato XV-15 luce sus mejores armas. Gracias a un impulsor centrífugo de compresión —que imagino es el que mete tanto ruido— es capaz de aspirar gran cantidad de suciedad de una sola pasada; incluso la harina de las pruebas, que es bastante complicado. Esto le permite hacer un único recorrido por la habitación, reduciendo el tiempo de aspirado.

La Roomba compensa esta carencia a base de pasar más de una vez por cada zona, por lo que el resultado final es bastante similar, aunque obviamente le lleva más tiempo.

Round 5: Limpieza de esquinas y recovecos

Comparativa neato Roomba - esquinas

Teóricamente, el Neato XV-15 fue diseñado en forma de U para poder llegar con precisión a las esquinas. Pero la realidad es que se las deja sistemáticamente sin limpiar, en su afán por no tropezar con nada —lo cual es también un punto a favor—.

En cambio, aunque limpie de forma un poco más anárquica, la Roomba suele dejar bastante limpias las esquinas, que es, además, donde más suciedad se suele acumular. Su forma redondeada, su poco temor a los choques y el pequeño cepillo circular le permiten llegar a casi todos los rincones, casi siempre de forma eficiente.

Round 6: Precisión al esquivar objetos y evitar atascarse

Comparativa neato Roomba - atascarse

La capacidad para esquivar objetos y evitar atascarse es crucial en estos aparatos, principalmente porque la idea es dejarlos solos en casa, o en otra habitación, para que vayan limpiando en nuestra ausencia. Siempre partiendo de la base de que hay que dejar la casa muy ordenada, sin ningún cable ni objetos por el suelo, ni bolsas, ni papeles ni nada parecido.

Como he adelantado, el Neato XV-15 es realmente preciso gracias su tecnología láser, que realiza un mapa de la habitación y calcula la ruta más eficiente. Da gusto verlo limpiar de forma tan ordenada, esquivando los objetos casi como si tuviera ojos, sin quedarse atascado incluso en los lugares más complicados.

La Roomba, por contra, tiene un punto masoca. Se va dando golpes contra todo en su ruta entrópica por la habitación. Su mayor problema, sin embargo, no es que tropiece en exceso, sino que se queda atascada con facilidad. Especialmente en pequeños escalones o resaltes en el suelo, como las patas de los taburetes de mi cocina, entre otros. No hay vez que la haya puesto a limpiar ahí y no se haya atascado.

Round 7: Limpieza bajo los muebles

Comparativa neato Roomba - bajo muebles

Quizás no el apartado más relevante, pero siempre se agradece que el robot pueda aspirar bajo los muebles, que es un lugar donde se acumula mucho polvo y nos cuesta acordarnos de limpiar.

La Roomba cuenta con una ligera ventaja en este aspecto, al ser dos o tres de centímetros más baja que el Neato XV-15, por lo que cabe con facilidad bajo la cama y otros muebles en los que su competidora tropieza e incluso se desorienta, al no reconocer el objeto que le impide avanzar.

Conclusiones

Aunque tengan sus puntos débiles, tanto el iRobot Roomba 581 como el Neato XV-15 son dos buenos robots aspiradores, que cumplen bastante bien su función y ayudan a mantener la casa limpia sin tener que prestarles demasiada atención.

Si tuviera que recomendar uno, lo haría en función de las necesidades de cada uno. Si tenéis pensado usarlo mientras no estáis en casa, elegiría el Neato XV-15, ya que puedes confiar en que al llegar a casa estará en la base cargándose sin haber sufrido percance alguno, algo que no consiguió nunca la Roomba, al menos en mi casa.

Por contra, si estáis casi siempre en casa, os recomiendo la Roomba 581, pues es más meticulosa en la limpieza (sobre todo con las esquinas y bajo los muebles), y sobre todo, hace mucho menos ruido, por lo que no resulta molesta mientras la usas.

Nota: Ambos robots aspiradores han sido amablemente cedidos por las respectivas agencias para la prueba, haciéndose cargo de los gastos de envío y devolución

Vídeo | Ver en Youtube
Más información | Neato Robotics, iRobot Roomba
En Decoesfera | Presentación en España del nuevo robot de limpieza de Neato Robotics
En Decoesfera | Robots de limpieza Samsung NaviBot y LG Hom-Bot, los probamos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios